Videojugadores y programadores, la nueva economía mundial

mujer programando

Como programador, lo mejor que puedes hacer es seguir capacitándote para adquirir los conocimientos necesarios y desarrollar las habilidades que requieren las tecnologías emergentes, apunta Hugo Cen.

 

Vamos a jugar. Imaginemos un mundo en el que te conectas a Internet para jugar diferentes videojuegos y ganar dinero, en vez de ir a trabajar en un empleo de pago mínimo, laborando de 8 a 10 horas por día…Para muchos esta idea puede sonar descabellada, hasta muy poco viable, pero la realidad es que esta tendencia ya está sucediendo frente a nuestros ojos.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Hoy más que nunca la industria de los videojuegos es sinónimo de oportunidad y crecimiento, y las generaciones más jóvenes lo están notando. Por eso cada vez es mayor el número de personas que prefieren jugar a un videojuego que trabajar en algún empleo sin salida laboral o con pocas posibilidades de progreso.

Para que podamos visualizar este escenario de una mejor manera, les comparto un par de ejemplos. Roblox es un modelo perfecto de cómo los niños y jóvenes se están integrando al mundo digital. Esta plataforma de juegos enseña a programar y le permite a cada usuario desarrollar su propio videojuego.

Creada por David Baszucki, Roblox actualmente cuenta con millones de usuarios, está disponible prácticamente en todas las plataformas que te puedas imaginar y, un punto muy importante, tiene su propia moneda virtual y un sistema de micropagos con el que puedes adquirir nuevos elementos de personalización.

The Sandbox es el segundo ejemplo. Este videojuego del metaverso de Ethereum le permite a los usuarios crear un mundo virtual, compartir y monetizar NFTs. Vale la pena recordar que fue en esta plataforma donde el rapero Snoop Dogg compró un terreno virtual valuado en 450,000 dólares (aproximadamente 9.4 millones de pesos) algunos meses atrás.

Como podemos ver, actualmente la industria de los videojuegos es una de las más lucrativas y populares a nivel mundial. De hecho, según indica Statista Digital Market Outlook, este sector cerró el 2021 con ventas que superaron los 154,000 millones de dólares (mdd).

En el caso particular de México, cada año que pasa este sector crece más y más. En este momento el país es el jugador número 10 de videojuegos en el mundo y el líder en América Latina. En el 2021 se contabilizaron 76.7 millones de gamers a nivel nacional, lo que representa un 60% de la población total del país , de acuerdo con The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Como podrán imaginarse, el fuerte apogeo de este ámbito ha llevado a que en muchos países la demanda supere a la oferta y, como consecuencia, que se necesiten cada vez más profesionales especializados y capacitados en esta área; que en este caso son principalmente los programadores.

Y es que este grupo de profesionales es el que aporta innovación e inyecta un enorme potencial a las corporaciones de todo el mundo para seguir explotando el desarrollo del software y creando videojuegos.

Solamente para que nos demos una idea, a nivel global se estima que el valor del mercado de videojuegos generará ganancias de 269,000 mdd para el 2025 . Asimismo, se prevé que para el 2023 la población de videojugadores se expanda al 50%, alcanzando los 3,000 mdd, según cifras de Statista.

Por eso, como programador, lo mejor que puedes hacer es seguir capacitándote para adquirir los conocimientos necesarios y desarrollar las habilidades que requieren las tecnologías emergentes, de manera que puedas aspirar a los puestos tecnológicos y de programación que se están ofreciendo en el mundo gamer.

En definitiva, el pronóstico que se deja ver es bastante prometedor. Una nueva economía mundial ya empieza a aparecer y la misma será impulsada por programadores que generen software, mundos virtuales y tecnología funcional, así como por los videojugadores o consumidores de estos mundos, donde la tendencia seguirá siendo el concepto de gamification y play to earn, lo que en español podríamos llamar juega y gana monedas virtuales.

Por lo pronto, considero que en México debemos empezar a generar un cambio de paradigma, un nuevo modelo en el que los niños y jóvenes se inclinen cada vez más por las carreras de programación e ingeniería, de manera que despierten su espíritu innovador. Y es que la innovación y la tecnología serán las que posibiliten el desarrollo de México, de su economía y, al mismo tiempo, el desarrollo de cada individuo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉