Una renuncia, el mejor regalo que puedes dar en esta Navidad

regalo de navidad 5 ideas navideñas

Diego Roa

A pocos días de finalizar este año, acompañado de victorias y fracasos, alegrías y tristezas, metas alcanzadas y otras aplazadas, incertidumbres económicas y geopolíticas; llega navidad y con ella una pregunta que ronda nuestra cotidianidad: ¿Qué regalar?.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Quiero invitarte a finalizar este año regalándote y regalando una renuncia, la renuncia al discurso de odio, ese que abunda en redes sociales y medios, que pasa desapercibido, camuflado entre inocentes titulares y falsa libertad de expresión.

Ese odio que nos hace prisioneros de la manipulación, por esto te quiero invitar a que renuncies al juego del odio que tiene por escenario los medios, a que solo por este mes no escuches ni difundas el mensaje polarizado que circula en redes. A que probemos, como nos invita la escritora Nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie, no generar juicios de valor solo conociendo la historia única, sin saber el contexto completo.

Te invito a renunciar a las diferencias que tengas con ese amigo, familiar o vecino; a reconciliarte con este y contigo mismo, porque cuando todos tenemos la razón, nadie tiene la razón.

Descubrirás que esta renuncia al discurso del odio, es quizás uno de los mayores gestos de amor propio y un regalo de paz interior. Y cuando tienes paz interior, irradias paz para todos los demás.

¿Cómo podemos dar y recibir este regalo?

Paradójicamente, este regalo no tiene costo, solo necesitas consciencia y voluntad. Antes de emitir cualquier juicio, realiza el ejercicio consciente de analizar ante qué clase de mensaje de odio estás y toma la decisión de hacer caso omiso a este, no amplificándolo sino anulándolo. Dejando ese veneno allí, del lado de quien quiere dártelo.

No podemos impedir que existan mensajes de odio, pero si podemos evitar que estos nos contaminen y se propaguen. El discurso de odio tiene el poder de enfermar, embriagándonos con ansiedad y contaminando nuestros pensamientos.

Y si este regalo de la renuncia al discurso de odio comienza a hacer eco en tu vida, y así será; pues la invitación es a que no solo sea un regalo por esta maravillosa época, sino que lo incorpores a tu vida como un hábito diario. Es por eso que siempre será uno de los mejores regalos que puedes dar, las cosas más valiosas de la vida que podemos obsequiar, son gratis y nacen de nuestro interior.

Por todo esto, en esta navidad, te invito a que tu mayor regalo sea una renuncia, la renuncia al discurso del odio.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉