Thomas Krauter: ¿Viento en contra para el Internet de las Cosas?

internet de las cosas

Internet de las cosas (IoT), la convergencia de los mundos digital y físico se ha convertido en una de las tendencias fundamentales que subyacen a la transformación digital de las empresas y la economía. Desde los monitores de actividad física, los termostatos inteligentes que usamos en nuestros hogares, las soluciones de logística que nos dicen cuándo llegarán nuestros paquetes hasta los sensores que promueven una mayor eficiencia energética o monitorean los desastres naturales resultantes del cambio climático, IoT está inserto en la vida de los consumidores y en las operaciones de empresas y gobiernos.

El potencial económico de la incorporación de IoT es altísimo y sigue creciendo. Según un estudio realizado por Mc Kinsey, se estima que podría generar un valor de entre 5,5 y 12,6 billones de dólares a nivel mundial, incluido el valor capturado por los consumidores y clientes de los productos y servicios de IoT.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Beneficios de Internet de las Cosas

Si bien el valor económico potencial de IoT es considerable, capturarlo ha demostrado ser un desafío. Si bien IoT ayuda a impulsar la experiencia del cliente al siguiente nivel, todavía hay muchos obstáculos que las empresas deben superar para beneficiarse plenamente de la tecnología. Con frecuencia estos proyectos se implementan a medias y, a menudo, terminan con interfaces irregulares que dejan fuera partes importantes del recorrido del usuario.

Pueden identificarse una serie de beneficios que la aplicación de IoT trae, no solo para usuarios y clientes, sino también para las empresas.

Proactividad en Internet de las Cosas

La mayoría de las interacciones comienzan cuando un cliente inicia una acción, ya sea usando o comprando un producto o servicio. Esto se puede revertir con la integración de IoT: los sistemas pueden iniciar acciones de manera proactiva en función de los datos recopilados de forma continua. Por ejemplo, en la fabricación industrial, las soluciones de IoT ahora pueden predecir problemas de mantenimiento o determinar la vida útil restante de un componente o máquina críticos para la producción. En consecuencia, los sensores incorporados pueden sugerir proactivamente al usuario el tiempo para su reemplazo. Confiar en una aplicación como ésta, permite a los fabricantes evitar costosos tiempos de inactividad y, por lo tanto, mejorar significativamente la experiencia del cliente.

Predictibilidad

IoT puede ayudar a predecir y anticipar las acciones de los clientes en función de la información capturada y el acceso en tiempo real a los modelos de datos en la nube.

Pensemos en los autos conectados, que básicamente se han convertido en una plataforma digital más, que ejecuta un software para mejorar todos los aspectos de la experiencia de conducción. En última instancia, las aplicaciones de IoT preverán el comportamiento del conductor en la medida en que ayuden a que los vehículos autónomos sean más seguros. Los datos de los sensores del radar, las cámaras y los dispositivos de visión nocturna ya están ayudando a predecir el comportamiento de conducción y a prevenir accidentes.

Personalización

Ofrecer contenido que atraiga, cautive y deje al cliente satisfecho debe ser una prioridad para cualquier negocio, desde la primera búsqueda o interacción del cliente con un producto hasta el final de su recorrido digital. La personalización puede crear una experiencia de cliente más satisfactoria al mismo tiempo que genera mayores ventas. IoT permite esta personalización al capturar sin problemas el comportamiento y las preferencias del usuario.

Por ejemplo, supongamos que un cliente ha buscado en línea un artículo en particular. En ese caso, se le puede persuadir para que lo compre, ofreciéndole una oferta especial en dicho artículo, o un accesorio adicional cuando ingresa a la tienda virtual.

Potencial de Internet de las Cosas

El mercado de IoT está creciendo rápidamente. Y aunque dicho crecimiento puede ser más lento de lo esperado, esto no es por falta de confianza o por descreerse del impacto que dicha tecnología puede tener.

Lo que encontramos en realidad es que los factores operativos están frenando al mercado. Hay matices a nivel de configuración y de clúster de casos de uso. Esto es cierto no solo en el crecimiento, sino también en los vientos de cola y en contra. Para que IoT alcance su potencial, las empresas y sus clientes deberán abordar estos vientos en contra.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉