Tecnología de consumo y pymes: ¿una relación efectiva?

 

La tecnología es algo que a diario utilizamos, ya sea mediante sistemas de audio, línea blanca, tablets, televisores, audífonos o nuestros propios smartphones. El mercado, por su lado innova en productos de esta categoría bajo un modelo B2C (business to consumer) para el usuario y también en soluciones de negocios B2B (business to business), estas últimas, correspondiendo al escenario en que una empresa ofrece a otra compañía productos y servicios. La diferencia es clara, pero cuando hablamos de tecnología y pequeñas y medianas empresas, la definición se vuelve más difusa. ¿Por qué? La razón es simple, los negocios de menor escala buscan tecnología para impulsar sus ventas o agilizar sus procesos, pero no poseen grandes presupuestos a la hora de invertir.

¿Dónde quedan las pymes? Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en Chile existen más de 83 mil, y entre estas, el 86% son pequeños negocios. Y muchas veces los de menor escala operan desde las casas particulares de emprendedores o pequeños locales, y los programas tecnológicos que las empresas tienen para otras industrias no les sirven pues no están enfocados en ellos como público. Por otra parte, muchos piensan erróneamente que en ningún caso la tecnología de consumo general puede satisfacer a un negocio, por muy chico que sea.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

 

Entonces, ¿A qué pueden optar las pymes más pequeñas? Creemos que el avance enorme que han tenido los productos de consumo, en procesamiento, memoria y aplicaciones prácticas, es hoy  lo que más se acerca a sus presupuestos y a cubrir sus necesidades de manera más eficiente. Esto ya que ahora uno puede realizar muchas de las acciones desde los equipos portátiles.

 

Por ejemplo, una empresa pequeña no tendrá el presupuesto de contratar soluciones de movilidad empresarial especialmente diseñadas para negocios, pero podría con ingenio y buena asesoría, usar la última tecnología de consumo masivo para aplicar sus propias políticas de trabajo móvil, con costos muchos menores. Por ejemplo, un empleado que necesite vender hoy en terreno, puede usar una tablet que tenga MS Office para editar documentos, conectarse a una solución de nube con ciertas políticas de uso para resguardar la seguridad, y aprovechar los sistemas de seguridad de la información que los mismos fabricantes de los equipos ofrecen al consumidor hoy. Este es el caso de Samsung con Knox, software disponible tanto en una tablet como la Galaxy Tab S2 como para los últimos smartphones lanzados, el Galaxy S7 edge y S7.

 

Y es que cada año se lanzan nuevos smartphones que tienen más y más capacidades, incluso existen con cámaras de tecnología profesional. Perfecto para emprendedores del diseño, arquitectura o la industria de la moda. La rapidez con la que funcionan los programas en equipos móviles es cada vez mayor, permitiendo así que no se necesite estar en una oficina siempre, o tener mucho dinero para adquirir sofisticados programas y productos que quizás una pyme no puede pagar en su etapa inicial.

 

Lo que efectivamente nunca estará en duda, es que es necesario que las pymes se actualicen continuamente, para que así puedan seguir desarrollándose, dando el mejor servicio y siendo eficientes. El mundo digital tiene mucho que ofrecerles para crecer, es por esto que es recomendable que busquen cómo aprovechar los productos del mercado de consumo, y adaptarlos a sus necesidades o políticas. Ahí está el desafío y la respuesta si el mundo de la tecnología B2C es compatible con las pymes.

 

Por Martín Cook, gerente de Soluciones de Samsung.

 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here