Promesas de reforma de las pensiones

Jose Antonio Latre Ballarín – Partner en EY-Parthenon | PhD Biochemistry | Retail y Consumo

La segunda parte de la reforma de las pensiones promete. La primera era la “cara amable”: garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas ACTUALES indexando las pensiones al IPC. Ahora viene la segunda parte, con Bruselas observando. Simplemente leyendo noticias de hoy extraigo tres titulares, todos ellos de bastante enjundia:


Banner_frasco-suscripcion-800x250

1. Extensión del MEI o Mecanismo de Equidad Intergeneracional, (a veces pienso que el lenguaje abstruso de todo lo que rodea a las pensiones es un plan preconcebido para engañarnos) desde 2032 a 2050; total sólo supone un aumento de cotizaciones del 0,6% anual…

2. Ampliación de 25 a 30 años del periodo de cálculo para acceder a la pensión inicial, nos han explicado que se podrán quitar los 24 meses más desfavorables, pero es un recorte de la pensión inicial puro y duro cuyo impacto estimó el Banco de España en un -5%; como será que hasta los sindicatos han puesto el grito en el cielo…

3. Elevación de las bases máximas de cotización con el IPC más un extra de 1,154 puntos, con una subida de la pensión máxima del IPC más 0,115 puntos durante 25 años! Esto le llaman técnicamente reducir la “contributividad” del sistema, pero en Román paladino es convertir un supuesto sistema de previsión en un impuesto puro y duro. Aquí se ha cabreado la patronal y los sindicatos, estos últimos porque el “destope” les parece poco.

A veces me siento un afortunado porque no me quedan 25 años para la jubilación, así que dentro de unos pocos años asistiré a este espectáculo desde la posición de un “jubilado indexado” aunque sea absolutamente incapaz de calcular ni remotamente la cuantía de mi pensión inicial.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉