¿Por qué el modelo actual de logística urbana en Latinoamérica no es sostenible?

José Antonio Vallejo

Jose A. VallejoCEO VallejoGroup

Cuando diseñamos las ciudades contemplamos espacios tanto para las personas, para el recreo de estas, como para el comercio, pero nos olvidamos de crear espacios para la logística y hoy, a raíz de la explosión del e-commerce, vemos un gran aumento del consumo energético y las emisiones CO2 donde la única manera de lograr su reducción, es si las empresas de logística urbana trabajaran juntas hacia el mismo fin, bajo un modelo colaborativo, centrado en la sostenibilidad y buscando una logística verde que se extienda a toda la cadena de suministro.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Debemos de tomar en cuenta que llevar cabo una filosofía de logística sostenible va mucho más allá que cambiar tu flota de vehículos de combustión a eléctricos, nos enfrentamos a un escenario donde cada vez se volverá más difícil obtener la aprobación para construir un almacén urbano que cumpla con unos determinados principios de sostenibilidad, y donde los posibles inquilinos no estarán dispuestos a alquilar espacios que no lo hayan obtenido.

Si partimos de esa premisa es claro que aunque la tecnología y el tipo de vehículos de reparto son piezas importantes para lograr una logística urbana sostenible, los almacenes urbanos y los centros de consolidación son la pieza fundamental para que la operación logística urbana a llevar a cabo logre ser sostenible; si miramos las principales ciudades del mundo nos damos cuenta que es ahí donde se concentra la mayor cantidad de población y donde cada vez se hace más difícil conseguir dichos espacios, donde es necesario lograr aplicar una logística colaborativa y trabajar en conjunto para evitar llevar a las ciudades y a sus vías a un colapso, donde no sea factible la vida de personas en ellas.

Por ende, mientras que el comercio electrónico continúe expandiéndose con mayor intensidad, también lo hará la distribución conocida como “última milla” y la batalla por su gestión de una manera cada vez más rápida y eficaz, donde será indispensable contar con un almacén en el centro de la ciudad que sirva en gran parte para optimizar los procesos en cuanto a tiempo y coste de entrega, que junto con los vehículos sostenibles contribuyan a una última milla más responsable con el medio ambiente y que nos permitan a su vez cumplir con las expectativas de los compradores online en cuanto a tiempos de entrega y con los compromisos de movilidad sostenible.

Nuestro compromiso deberá estar centrado en lograr una logística sostenible creando distintas iniciativas en base a nuestra operación diaria como son los hubs urbanos, un pilar logístico en el corazón de las ciudades y el uso de flota ecológica.

Debemos de centrarnos en crear nuevas soluciones para la logística urbana que nos permitan atender de manera sostenible el e-commerce.

Tenemos que tener un compromiso para llevar a cabo una logística sostenible que se traduce en distintas iniciativas en su operativa diaria como los donde los hubs urbanos son indispensables cada vez más en las principales ciudades, que, junto con las plataformas logísticas multimodales, medios de transporte alternativos o redes de tiendas de conveniencia, ayudan a las compañías logísticas a cumplir con las expectativas de los compradores online en cuanto a tiempos de entrega y con los compromisos de movilidad sostenible.

 

 

 

 

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉