Opinión: pasémonos al lado B

 

Queramos o no, con el tiempo el concepto de emprender se ha ido asociando al de un camino difícil, arriesgado y demasiado competitivo, en el cual frases como “¡ya está todo en el mercado!” -para algunos-, se han instalado casi como premisas. 

Sin embargo, hay emprendedores que no se paralizan, que pierden el miedo y deciden ir mucho más allá en el denominado emprendimiento social; la tendencia de entregar soluciones innovadoras, para hacer frente a los asuntos sociales y contribuir así, al medioambiente.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

De hecho, según la última encuesta de la Fundación Thomson Reuters, Chile está entre los mejores países del mundo para emprender socialmente, encabezando el listado en Latinoamérica y ubicándose en el sexto lugar a nivel mundial. Y se refleja.

Hoy existen más de 65 empresas nacionales certificadas con sello B que compiten por el compromiso de generar lucro en forma íntegra y responsable,  con ambición y persistencia en la lucha por alcanzar impacto social a gran escala incluyendo a los trabajadores, a la dirección, al medioambiente y a la comunidad.

La organización Mujeres del Pacífico, -que este año obtuvo el sello B-, desarrolla herramientas para que mujeres emprendedoras realicen sus negocios, además de generar alianzas entre Chile y el exterior, siendo un claro ejemplo de cómo una empresa puede contribuir a la sociedad.

Sin embargo para llegar a esto, es preciso contar con apoyo. Se requieren instituciones públicas que promuevan el emprendimiento y logren establecerlo como una alternativa real de colaboración en el crecimiento del país e impacto a largo plazo.

Paralelamente, debe haber más inversionistas conscientes de que el retorno no solo es económico, sino también social y ambiental, además de trabajar por consumidores informados que estén dispuestos y entiendan  que comprar productos y servicios del emprendimiento,  los hace también ser parte de esta rueda cargada de oportunidades.

Es tiempo para que nuevas generaciones den un paso adelante, se atrevan a la creación de nuevos negocios y oportunidades con la posibilidad, no menor, de crecer económicamente en el compromiso por posicionar una empresa como la mejor «para el mundo».

 


José Tomás InfantePor José Tomás Infante, gerente general y co fundador de Cervecería Kross.

 

 

 

 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here