Nicolás Deino: El imperativo de cloud para la banca

Nicolas-Deino-Director-Ejecutivo-para-la-Industria-Financiera-de-Accenture-Chile

Para seguir siendo competitivos e impulsar eficazmente las agendas de transformación digital, los bancos deben acelerar drásticamente su paso a la nube. Al mismo tiempo, deben enfrentarse a cuestiones clave como la necesidad crítica de habilidades de nueva generación y la gestión del talento a escala, la innovación de los modelos de delivery y el dominio de nuevas formas de trabajo.

El éxito de la adopción de cloud por parte de los bancos vendrá determinado por una serie de factores, como la naturaleza de la tecnología legada que se sustituya, la línea de negocio que se considere y los entornos normativos específicos del mercado. Afortunadamente, la carga de esto no recae únicamente en los hombros de los bancos, sino que la comparten los proveedores de servicios en la nube (CSP) como Amazon Web Services, Google y Microsoft, proveedores que han experimentado un aumento interanual de gasto de 35%, con un total de 41.800 millones de dólares en el primer trimestre de 2021.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La profunda inversión de estos grandes proveedores está transformando la nube y haciendo que la migración -que solía requerir un equipo de desarrollo especializado, una gran cantidad de dinero y un riesgo significativo- esté disponible para empresas de cualquier tamaño y presupuesto. Los verdaderos impulsores del cambio cuentan con un liderazgo comprometido y multifuncional, cuya aceptación y apoyo son vitales para el cambio organizativo, así como el talento y los modelos de delivery optimizados necesarios no sólo para implementar los cambios, sino para operar eficazmente en el nuevo entorno.

En ese contexto, aunque la mayoría de los bancos está adoptando la nube, una investigación reciente de Accenture mostró que sólo el 8% de sus cargas de trabajo incluían las cuatro áreas funcionales: empresa, datos/analytics, core y entorno. ¿A qué se debe esto? Uno de los principales factores de la transformación es el talento, es decir, contar con los profesionales cualificados para implementar el cambio. La mayoría (54%) de los directores generales afirma que la falta de habilidades técnicas en la organización es una de las principales preocupaciones para sus transformaciones en la nube. Se ha demostrado que las migraciones a cloud que han tenido éxito son aquellas que se han centrado no sólo en la tecnología, sino en las personas, las habilidades y las formas de trabajar necesarias para maximizar su potencial.

El talento tecnológico escasea y tiene una gran demanda, y las empresas de servicios financieros se esfuerzan por atraer a nuevos profesionales con los conocimientos digitales esenciales. Pero no son necesariamente las personas las que escasean, sino las habilidades. Una de las formas en que los bancos pueden hacer frente a este reto es cultivando el talento de cloud dentro de la empresa. Esto, junto con la cultura y las prácticas de gobernanza social que pueden atraer a los nuevos talentos, ayudará a los bancos a adoptarla y a mantenerla en el futuro.

Hay cuatro elementos clave que los bancos deben abordar hoy: complejidad del negocio y de las aplicaciones; seguridad y cumplimiento de la normativa; desalineamiento entre el negocio y la tecnología; y la brecha de competencias y modelos operativos. Afortunadamente, gran parte de este trabajo puede lograrse a través de enfoques de transformación holísticos y con los socios adecuados. Por ejemplo, para hacer frente a la brecha de competencias, las empresas deberían replantearse el proceso de selección de personal, reorientar la organización para fomentar una mayor colaboración y alimentar una mentalidad de startup digitalmente nativa. De este modo, los bancos tienen más probabilidades de atraer el talento cualificado necesario para la innovación digital y contar con la fuerza laboral necesaria para operar en el nuevo entorno. En cuanto a las complejidades del negocio, los pilotos de menor tamaño pueden ayudar a las organizaciones a implementar rápidamente las soluciones en la nube, y luego probar, experimentar y escalar ejecutando una sucesión de pasos estratégicos disciplinados.

A medida que más ejemplos de asociaciones innovadoras en la nube demuestran su éxito -como ha ocurrido durante las transformaciones aceleradas del año pasado-, la expectativa de los consumidores es que los mercados bancarios y de capitales proporcionen el mismo nivel de comodidad, capacidad de respuesta y servicio digital que experimentan con sus interacciones y transacciones no bancarias. Más que nunca, las empresas necesitan operar y competir a velocidad y escala a medida que las industrias se reconfiguran bajo ellas. Para muchas, esto significa innovar más rápido, crear nuevas fuentes de ingresos, obtener más información de los datos e interactuar de forma diferente con sus clientes, socios y empleados. Todos estos cambios requieren un catalizador que los impulse, y la nube está en el centro.

Ahora es el momento de que las organizaciones construyan y amplíen las capacidades en las que desearían haber invertido antes de la crisis del COVID-19. La agilidad y la flexibilidad que aporta cloud pueden dotar a los bancos de nuevas formas de trabajar, operar y hacer negocios.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉