Los 4 súper poderes

 

«Los 4 fantásticos» reúnen como equipo cuatro súper poderes que no solo expresan la forma en que cada personaje puede conducirse, sino también la manera en que cada uno de ellos puede percibir el mundo. Así como en la fantasía de «Los 4 fantásticos», en el mundo real, todos tenemos súper poderes. De hecho, existen cosas que hacemos mucho y muy bien, al punto de demostrar hasta «virtuosismo» en algunas de ellas, pero aun así ¿quien no quiere tener más súper poderes? Pero entonces, ¿cómo los adquiero?, ¿cómo los desarrollo? En fin, ¿cómo me hago con más?


Bueno, si volvemos a la historia de nuestros súper amigos, la discusión hipotética sería: La tormenta de rayos cósmicos ¿vino a exacerbar sus características personales? o quizás el ¿súper poder no tenia nada que ver con sus características personales? En otras palabras, ¿dónde y cómo se fraguan los súper poderes? ¿Podemos desarrollar algún súper poder que no sea cónsono con nuestra estructura personal? En definitiva, ¿los elegimos o ellos nos eligen?
Cualquiera que sea la respuesta inicial, seguramente la misma nos llevaría a la discusión -en términos psicológicos – de cuál es la mejor aproximación cuando se trata de hacer un cambio personalmente, incorporar un nuevo comportamiento o lo que es lo mismo: Desarrollar un nuevo súper poder.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En este sentido, la teoría de los constructos de George A. Kelly diría que hay que cambiar, precisamente, los constructos. Albert Ellis, por su parte, diría que hay que trabajar desde un ángulo racional – emotivo. John B. Watson favorecería un enfoque más conductual. Mientras, los eclécticos, abogarían por una aproximación integral, por aquello de que todos los caminos conducen a Roma, aun cuando los más críticos digan que unos son más largos y tortuosos que otros.

En todo caso, sin importar el psicologismo anterior, lo «superpoderoso» de nuestro equipo de súper héroes es que su creador logró dibujar cuatro estilos de interacción que hoy aplican no solo en el trabajo en equipo, sino también para influir los unos sobre los otros.

El primer estilo muy racional está basado en el poder de la lógica y la persuasión: Este estilo está representado por ‘Reed’, quien es un personaje racional, muy lógico, sistemático y quizás un poco rígido en su aproximación. Analiza las situaciones y decide cuales son los hechos relevantes. ‘Reed’ promueve la idea de que “hay que pensar antes de actuar”, es decir, los hechos, la evidencia, la data y las pruebas son indispensables para darle crédito o no a una idea.

También sus fortalezas yacen en su capacidad para apartar tiempo para hacer las cosas bien, analizar, evaluar y seguir los procedimientos mientras que sus áreas de oportunidad tienen más que ver con dejarse atrapar por los detalles, tomar tiempo para decidir, abusar de la lógica y no percatarse de los signos de incomodidad que genera en los otros su estilo de aproximación.

El segundo estilo es directo y se basa en la legitimidad que puedan tener las necesidades contrapuestas: Este estilo puede estar más representado por ‘Ben’, quien es un personaje directo, orientado no solo a la tarea sino también a los resultados. No toma atajos ni se anda con rodeos. Puede expresar con claridad lo que quiere, le hace saber al otro cómo le afectan sus comportamientos y puede ser capaz, en algunas situaciones, incluso de negociar las diferencias.

Sus fortalezas tienen que ver con hacer la tarea rápido, mantenerse en curso y tomar decisiones sin perder tiempo; mientras que sus áreas de oportunidad tienen que ver más con que pueda sonar agresivo, tal vez obviar los detalles y se deje ver como alguien que fuerza las cosas para salirse con la suya.

El tercer estilo es más emocional y espontáneo; apasionado por sus propios intereses y, al mismo tiempo, por las metas comunes: ‘Johnny’ es un personaje lleno de energía a quien sus percepciones del mundo le pueden ayudar a contagiar entusiasmo. Por ello, es capaz de inspirar, conquistar y seducir a otros a través de un enfoque fresco y humano. Su pasión por las cosas puede encender la pasión de otros. Busca conectarse con el otro, humanizar el encuentro, darle calidez y sobre todo cercanía a la interacción.

Sus fortalezas tienen que ver con pensar en nuevas maneras de hacer las cosas y motivar al grupo a moverse, mientras que sus áreas de oportunidad tienen que ver con que se distraiga fácilmente, la espontaneidad -en algún momento- puede que eclipse sus tareas prioritarias y lo que diga, a veces, pueda sonar falto de sinceridad.

Y finalmente el cuarto estilo es empático y considerado: ‘Sue’ es un personaje que no solo se mimetiza empáticamente, sino también es respetuosa de los sentimientos del otro. Así construye puentes que fomentan la confianza y una relación sólida y saludable.

Sus fortalezas tienen que ver con saber como facilitar el proceso de resolución de problemas de manera participativa, mostrarse humana, adaptable al interlocutor, escuchar activamente e incluir las opiniones de los otros. Mientras que sus áreas de oportunidad tienen que ver más con perder de vista la tarea y no empujar por temor a que el otro se sienta agredido o manipulado.

Las preguntas para finalizar serían: ¿Por qué hasta los súper héroes tienen sus propias áreas de oportunidad?, ¿por qué cada súper poder tiene su propia kryptonita? (usando jerga de la historia de otro súper héroe).

Quizás una de las respuestas a esta inquietud tenga que ver con la idea de la integración de los súper poderes o mejor aun: La flexibilidad para ir de uno a otro, de acuerdo a los requerimientos de cada situación.

No por nada al final de la película «Los 4 fantásticos y The Silver Surfer», ‘Reed’, ‘Sue’ y ‘Ben’ hacen que ‘Johnny’ tenga los poderes de los cuatro, de cara a que pueda llevar a cabo la impresionante pelea que le permite derrotar al ‘Dr. Doom’.

Por ello, en nuestro programa de Poder Positivo e Influencia no solo ayudamos a desarrollar los cuatro estilos del Modelo de Influencia Situacional, sino también proveemos el conjunto criterios de decisión estratégica que permite al participante saber qué hacer, cómo hacerlo, con quién y en qué situación.

Para mayor información acerca de nuestra experiencia desarrollando los súper poderes de los equipos de trabajo, contáctenos a través de [email protected]

Para terminar, a falta de frases memorables de «Los 4 fantásticos», salta a mi mente el grito de guerra de otro equipo, de otra historia remota. Esa frase que la guardia del rey de Francia utilizaba antes de un combate para mostrar el compromiso de todos con el equipo. Porque ya sea que estemos hablando del equipo o de los estilos de influencia personales, lo importante es que actuemos siempre…

Todos para uno y uno para todos».

 

tony-s-medinaPor Tony Medina: Psicólogo y Mago. Director y Coach de InterAction XXI con 30 años de experiencia. Más de 38 mil horas de facilitación en las que ha acompañado a 30 mil participantes en 17 países. Especialista en Desarrollo Organizacional y Coaching. Es entrenador certificado en el programa de Poder Positivo e Influencia de Situation Management Systems. Facilitador certificado en la metodología LEGO® SERIOUS PLAY® . Conecta con él en LinkedIn.

 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here