Las ventas y la geoanalítica, una buena alianza

ventas

A la hora de mejorar nuestras ventas tenemos una serie de herramientas que nos pueden ayudar en esta tarea, una de las más novedosas y que ofrece un gran potencial es el que entregan las empresas de georeferenciación. Esto porque tienen una gran capacidad para   entregar al mundo del retail y negocios información que les permite conocer mejor el comportamiento de los potenciales consumidores o usuarios, respondiendo a preguntas como ¿dónde abrir o construir un nuevo local? ¿Cómo se comportan los micromercados de cada tienda? o ¿Cuál es la mejor localización para una nueva sucursal?

Ventas

Todas preguntas básicas y fundamentales para tener un buen comienzo y proyección a través del tiempo en un negocio. La data que entregan las plataformas dedicadas a esto permiten acceder a un completo menú de información de interés como audiencias, tráfico peatonal y su origen y destino, composición socioeconómica, áreas de mercado, densidad poblacional real e ingreso, entregando respuestas en forma casi inmediata a través de la recolección, análisis, modelamiento y visualización de dichos datos geoespaciales, pudiendo reaccionar a tiempo a las demandas y cambios que se van generando.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Todo esto permite tener la posibilidad de evaluar ubicaciones de clientes en el retail y consumo masivo. Por ejemplo, se puede trabajar y comparar mercados diferentes: Chile una cadena grande de tiendas puede llegar a tener 300 locaciones, mientras que en México o Brasil existen players de 7 mil o incluso 20 mil puntos.

Geoanalítica

Existen empresas que permiten entregan de manera muy precisa a la información y esto tiene un impacto positivo ya que cuando un cliente accede a data actualizada y organizada el tiempo que demora en hacer un estudio sobre sus audiencias en cada tienda se reduce a un tercio, ya que la información es actualizada día a día.

Utilizar herramientas actualizadas como estas permite un análisis casi instantáneo, el que se contrapone al que antiguamente obtenían los clientes, quienes tenían métricas solo dos veces por año.  Hoy en día las empresas que van a la vanguardia en la aplicación de estos indicadores vitales pueden enviarlos directo a los sistemas de análisis del cliente mes a mes y de forma automatizada, permitiéndoles tener una medición del pulso real de su negocio, reduciendo el costo y el tiempo entre tres a seis veces.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉