La nanotecnología está ayudando a salvar el mundo

Tomás Houdely

Tomás Houdely- Founder y CEO de Aintech

Dispositivos en edificios que reciclan aire; elementos artificiales que reemplazan partes del cuerpo; partículas metálicas que ayudan a diagnosticar y tratar patologías como el Alzheimer y el cáncer. No es ciencia ficción, sino que la labor diaria de la nanotecnología, una ciencia que comprende el estudio, diseño, creación, síntesis y aplicación de materiales a nanoescala, que al ser manipulados como moléculas y átomos generan propiedades totalmente nuevas.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La industria química y sus avances han mejorado la vida de las personas con la optimización de recursos: se puede usar menos para producir más, es una de las máximas de la nanotecnología.

¿Cuáles son los desafíos en los que la nanotecnología dará que hablar en los próximos años? Prepararse para pandemias y crisis de salud pública; resolver crisis humanitarias; hacer frente a crisis climáticas extremas o frustrar catástrofes ecológicas.

El problema diagnosticado es que los recursos naturales disponibles no dan abasto para los actuales niveles de demanda y requerimientos de las industrias productivas. En la medida que la humanidad sigue globalizándose y progresando, el acceso y disponibilidad de productos aumenta, lo que llevó al ecosistema a un punto de no retorno. En esta suerte de “tenedor libre” del uso de recursos naturales, hoy vemos consecuencias devastadoras en materia medioambiental. Si esta tecnología se transformara en el estándar de mercado, 28 billones de m3 de pesticidas serían evitados; se reduciría en un 86% la cantidad de químicos que se botan al medio ambiente o se reduciría en 50% la emisión de gases de efecto invernadero, sólo por dar algunos ejemplos.

Desde hace años, investigadores han encontrado una esperanza en la nanotecnología en base a las nuevas soluciones que brinda en los más diversos ámbitos de la vida diaria. Según Nanotechnology Products Database, existen en la actualidad 9.852 productos nanotecnológicos de 3.011 compañías relacionadas a 64 países que realizan investigación ligada a la nanotecnología.

Un ejemplo evidente de lo anterior tiene relación con la labor de importantes farmacéuticas en el desarrollo de vacunas que, rápidamente, han dado paso a un tratamiento efectivo ante esta gran pandemia. Las nanopartículas lipídicas son un componente esencial de las vacunas de ARNm de Pfizer/BioNTech contra el COVID-19, ya que desempeñan un papel importante en la protección y el transporte del ARNm al lugar adecuado de las células. Son liposomas de última generación basados en la nanotecnología que permiten administrar diversos tratamientos de forma estable y eficiente.

La nanotecnología está ayudando a mejorar la vida de las personas con acciones concretas, porque se alinea -de forma medible- con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU planteados para 2030. ¿De qué forma? En cuanto a salud y bienestar, para 2030 permitirá reducir sustancialmente el número de muertes y enfermedades producidas por productos químicos peligrosos y la contaminación del aire, el agua y el suelo. Respecto de agua limpia y saneamiento, de aquí a 2030 será un facilitador del aumento en el uso eficiente de los recursos hídricos en todos los sectores.

Las innovaciones ligadas a la nanotecnología son aplicables a todas las categorías de la industria química, que a su vez, es el único factor en común que tienen todas las industrias productivas.

Chile tiene una oportunidad única de estar a la vanguardia de la carrera tecnológica de las nanopartículas al poseer grandes yacimientos de recursos naturales estratégicos para el futuro y dependerá de la ciencia el poder utilizarlos generando valor y sustentabilidad de largo plazo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉