La logística y el e-commerce en un entorno cambiante e incierto

el futuro de las empresas

Hoy nos enfrentamos a nuevos escenarios que están afectando dramáticamente a la logística y al consumo como:

  • La crisis energética
  • La escasez de materias primas en los centros de fabricación
  • La escasez de contenedores de mercancías
  • La subida de las tarifas de los transportistas y agentes de carga

Para entender un poco lo que está sucediendo bastaría mirar los últimos dos años, donde vemos como los costos por transportar un contenedor de mercancías desde Asia hasta Estados Unidos se ha multiplicado por cinco, y la inflación y la inestabilidad política en Europa han agravado aún más la situación, acompañada de una escasez de mano de obra que afecta de forma directa a la calidad de los servicios.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La logística

En base a esa premisa ¿Cómo gestionar la logística y el e-commerce en un entorno cambiante e incierto?

La logística y el ‘e-commerce’ se preparan hoy para enfrentar grandes desafíos este 2022.

Donde las empresas que no cuenten con una infraestructura logística adecuada y una estrategia desde la fabricación hasta la entrega final, tendrán serios problemas para permanecer en el mercado.

Otro de los factores no menos importante que afecta a las decisiones de compra es la sostenibilidad y es que estamos frente a un consumidor cada vez más exigente en el tema del cuidado del medioambiente y del planeta, para lo cual se hace necesario un cambio urgente en la cultura corporativa al interior de las organizaciones.

Muchas empresas están avanzando en el uso de energías renovables para la distribución urbana, pero ahí no queda todo, los consumidores exigen mucho más que eso, productos de calidad y fabricados de forma sostenible, un menor impacto en la red vial urbana y una estrategia que permita diseñar una red de logística que no distorsione con la ciudad y la arquitectura del entorno.

Empresas con visión de futuro

Es claro que los retos a los que se enfrenta la logística urbana para e-commerce tanto externos como internos la vuelve a poner a prueba nuevamente, escenario al cual se va a tener que acostumbrar y con eso quiero decir, que vamos a tener que estar en un estado de innovación constante y preparados para la toma de decisiones rápidas, previo mapeo de los  posibles riesgos, además de buscar mesas de trabajo que nos permitan reunir a todos los sectores involucrados conjuntamente con asociaciones que sean representativas para proyectar la demanda.

Resaltaba en uno de mis últimos artículos la necesidad de crear empresas con visión de futuro, esto nos ayudará a diseñar y geolocalizar mucho mejor nuestra infraestructura física logística urbana en función de las necesidades del consumidor y las experiencias de este.

Podemos lograr un diferencial frente a la competencia, si y solo si, apostamos por una gestión logística urbana inteligente, sostenible y de rápida reacción frente a escenarios de incertidumbre, para lo cual es necesario haber diseñado una infraestructura física logística urbana idónea, que nos permita enfrentar dichos desafíos.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉