La importancia de elegir una buena ubicación comercial

Diego Marín

Por Diego Marín – Country Manager de Steren El Salvador

Expandir o inaugurar un negocio es todo un reto y más, cuando implica tomar en cuenta varios factores, entre ellos: tener capital, tiempo disponible, dar el esfuerzo que se requiere, desarrollar estrategias y objetivos claros y, por supuesto, un gran trabajo en equipo. Tener un excelente servicio o producto no es suficiente para el éxito de la marca, aunque son elementos principales de cualquier negocio. La posibilidad de tener un negocio exitoso aumenta sustancialmente con la selección adecuada de la ubicación del punto de venta.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Tener la ubicación perfecta para los canales directos de ventas fortalece el mercado actual y potencializa la expansión del negocio, lo que representa una manera de evaluar de manera efectiva las ventas potenciales de una ubicación y cuantificar el tráfico de personas. Esto significa, analizar el flujo de gente que se desplaza dentro del local y su cercanía para determinar quiénes son clientes potenciales para nosotros.

El análisis efectivo y la decisión final de la ubicación depende de la exactitud con la que se evalúe a estos clientes. Por esta razón, es importante tener claro el perfil de consumidor que estamos buscando.

Elegir la mejor ubicación o punto de venta no sólo ayuda a posicionar la marca de manera más efectiva, sino que también, aumenta de manera sustancial las opciones del éxito del negocio. De esta decisión depende empezar con pasos firmes el posicionamiento de la marca.

Tener el punto de venta adecuado permite que las personas reconozcan cada vez más a la marca hasta posicionarnos en sus mentes. Lo que a corto plazo impacta en el tráfico de otras audiencias quienes son clientes potenciales para adquirir un producto o servicio específico, o bien, aquellos que nos honran con su visita solo para “curiosear” con posibilidades de hacer una acción de compra, donde la labor de los asesores de ventas es el de captarlos, presentar los beneficios del producto o servicio, para el cierre exitoso de la venta.

Junto con el apoyo de estrategias de mercado y promoción debemos tomar en cuenta que, para alcanzar los objetivos deseados en materia de ventas del negocio se necesitan cuatro principales elementos: buena ubicación, tráfico de clientes potenciales dentro del punto de venta, calidad del producto o servicio y excelencia en el servicio al cliente. La consecución de estos elementos aumenta, sin duda, la posibilidad de alcanzar los objetivos comerciales que se fijen como meta.

Una buena ubicación de ventas no garantiza el éxito comercial, pero, elegir de manera adecuada una buena plaza es indispensable para el desarrollo, crecimiento y expansión del negocio. Este es uno de los principales canales por el cual los productos llegan a manos del consumidor final, pues augura empezar con pasos firmes el éxito de las ventas.

Como dijo Ray Kroc1: “Las primeras tres decisiones esenciales para alcanzar el éxito en un negocio son: ubicación, ubicación y ubicación”

 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉