La contradicción entre el “Milagro económico peruano” y la inversión en tecnología

Antonio Howvarth

Antonio Howvarth, CEO de Check.

En los últimos meses, Perú ha sido escenario de constantes crisis sociales y políticas, aun así la economía parece seguir su curso. Aunque, las pymes han sido perjudicadas por los recientes eventos, muchas buscan la sostenibilidad de sus negocios y para ello es recomendable que busquen el apoyo de herramientas tecnológicas de gestión que las destaquen de la competencia y mejoren sus procesos.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

El país lleva más de 30 años con un crecimiento económico ininterrumpido, a pesar de los distintos conflictos sociales que ha atravesado, muchos expertos lo llaman el “milagro económico peruano”. Según el Banco Mundial, el Producto Bruto Interno (PBI) ha incrementado seis veces su valor desde 1993. Podríamos considerarlo como uno de los países con mayor avance en materia de transformación  digital a nivel gubernamental, sin embargo esto contrasta con que solo se invierte un 0,13% de su PBI en Ciencia, Tecnología e Innovación. Contrario a países más desarrollados que invierten más  del 2% de su PBI.

Está poca cultura de inversión en tecnología en el ámbito estatal se replica en el sector privado, según el Ranking Mundial de Competitividad Digital 2021- elaborado por el Instituto para el Desarrollo Gerencial (MID)- solo el 20% o 30% de empresas peruanas invierten en soluciones digitales.

Este es un panorama poco favorable para el crecimiento y desarrollo de las empresas, debido a que las nuevas tecnologías de gestión brindan eficacia e innovación en los procesos y servicios brindados. Además, ahora en el mercado peruano las pymes pueden acceder a las mismas soluciones digitales que las grandes organizaciones y a precios muy accesibles.

Es probable que la resistencia al uso de herramientas tecnológicas se deba al desconocimiento de cómo las nuevas tecnologías han evolucionado para dar soluciones digitales para el futuro las pymes,  sin mencionar, que podrán detectar crisis o incidentes en tiempo record, lo que garantiza un correcto manejo de estas. Además, de brindar otros beneficios a corto plazo como: reducción de costos operativos, seguridad de datos, calidad de productos y reforzar el nivel de producción.

Sin duda el año 2023, abre muchas puertas a la inversión en tecnologías para las empresas, quienes solicitan soluciones económicamente accesibles y con un sistema operativo amigable. Un estudio de Impronta Research, ha revelado que el 72% de las pymes espera que su negocio tenga un crecimiento este año, esto sin duda puede lograrse con la adquisición de herramientas tecnológicas que les generen rentabilidad y estabilidad.

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉