Jose Antonio Vallejo: Cuando las entregas a domicilio pasan de ser una comodidad a una incomodidad

Hombre con anteojos, suéter gris y camisa de cuadros azules

Era claro que al inicio de pandemia vivimos un momento de emergencia y adaptación, en el cual todos sin excepción estábamos temerosos ante una falta de abastecimiento o quizás tal vez, que las marcas no pudieran cumplir con las entregas, pero hoy, las cosas son diferentes, estamos ante un nuevo escenario en el cual el tema de abastecimiento y cumplimiento de parte de las marcas ha comenzado a disiparse.

Si recordamos, en muchas de nuestras ciudades ya veníamos atravesando un colapso en la precaria infraestructura vial urbana, además de un parque automotor que ocasionaba gran congestión y contaminación; la explosión del ecommerce simplemente hizo que este problema se acrecentara aún más y se hiciera mas visible.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Pero hoy, es de suma urgencia lograr establecer un trabajo coordinado entre los actores involucrados: el sector público, privado y académico, con el fin de lograr un delivery responsable con el medioambiente, que no distorsione el entorno, que no provoque incomodidad en el vecindario, que no colapse la infraestructura vial urbana, que no genere contaminación visual, ni tampoco un impacto negativo en la huella de carbono.

Parte de la responsabilidad de las marcas y de las empresas de delivery será encaminar al consumidor hacia una compra planificada y responsable.

Dicho esto, debemos de encaminarnos hacia un cambio de mentalidad en materia de sustentabilidad de las marcas, empresas de delivery y sus líderes, teniendo en vista no solo la electromovilidad, sino también el diseño de una estrategia inteligente, que nos permita proyectar y diseñar una infraestructura física logística basada en la data y apoyada en la tecnología, que nos permita lograr modelos de negocios sustentables y sostenibles.

Uno de los grandes retos será crear centros logísticos y/o de distribución más cerca de donde está la demanda en las ciudades, poder realizar en esos espacios físicos el fulfillment de las tiendas en línea: almacenar, surtir, empacar y enviar todos los pedidos, acortando los tiempos de entrega disminuyendo el impacto en la huella de carbono y permitiéndoles a los minoristas ofrecer una mejor experiencia a sus clientes.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉