Hay que hablar de algo crucial de lo que no estamos hablando

Laureano Turienzo

Por: Laureano Turienzo Esteban – CEO RETAIL NEWS TRENDS. PROFESOR.

Algunos analistas cifran que puede haber en el mundo varios millones de empresas “pure players” (empresas que venden en la red, y no tienen presencia física, es decir, tiendas físicas). Hay millones; desde mega a minúsculas empresas.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Si analizamos las rentabilidades, vemos que apenas hay “pure players” con beneficios, la mayoría son máquinas de pérdidas, y si durante años hemos estado hablando del “Retail apocalypsis” (el fin de las tiendas físicas), nadie ha hablado del “online apocalypsis” (empresas pure players que nacían, iban a comerse el mundo, y ahí quedaron, en estado vegetativo, o cerraron al poco tiempo; cada año quedan flotando en la red millones de cadávares punto com).

En el mundo físico, hay millones de opciones: tienes la ferretería de tu barrio, tu mercado, tus centros comerciales, tus Walmart, tus Corte Inglés, tus zaras, tus panaderías, tus Primark, tus mercadillos, tus infinitas opciones distintas y TOTALMENTE INDEPENDIENTES en las cuales elegir, que compiten entre ellas para llamar tu atención. En el mundo digital, a día de hoy, no sucede esa suerte de atomización: más del 60% de las ventas mundiales online se concentran en 4 empresas: Amazon, Alibaba, Jd. Com y Pinduoduo. Un tetrapolio.

Y si vamos a la cuestión regional, vemos cómo Amazon y Mercado libre, por ejemplo, concentran más del 70% de las ventas online en el continente americano.

Si acudimos a la Unión Europea, es más que seguro, que una empresa, Amazon, concentre más del 50% de las visitas online de los consumidores europeos.

Si acudimos a los marketplaces, observaremos que varios marketplaces pertenecientes a 3 empresas (Alibaba, Amazon y Pinduoduo), concentran más de 20 millones de vendedores &empresas que venden online, en lo que es la mayor concentración de vendedores de la historia de la humanidad.

3 empresas son los “guardianes” de la información de la venta que generan esos 20 millones de empresas que venden dentro de sus marketplaces, y son incontables los casos de abuso de poder del estas megaempresas. Todas están bajo investigaciones antimonopolio por usar su influencia y datos para posicionarse por encima de la competencia (léase sus propios vendedores internos a los que habitualmente soslapan con nuevas marcas propias que crean cuando ven que un producto es un bestseller), y han sido multados por ello.

Esta concentración de información de los consumidores en el mundo online, que no tiene precedente en la historia de la economía de la humanidad, nos lleva a un supremacismo del «big data», que hace que hoy Amazon, Alibaba, o Pinduoduo, sepan más de los ciudadanos de un país que sus propios gobiernos, ya que no hay mejor forma de conocer a alguien que observando lo que consume, o sobre lo que busca información.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉