Hablemos de mujeres

 

A propósito de la celebración del día de la mujer el pasado 8 de marzo, es necesario mantener abiertos los debates sobre qué falta para seguir afianzando su papel en la sociedad y, por lo tanto, ir caminando hacia un mayor equilibrio. Muchos y todos quieren y hablan de la paridad en las funciones, pero las cifras deben hacernos recapacitar para atrevernos a ser más transgresores y ejecutar cambios que marquen la diferencia.

Según estudios, la participación laboral de las chilenas está estancada en un 49%, distante del 55% promedio en América Latina. En altos cargos, también se ha hablado de la baja presencia de las mujeres. Si en 1988 había 7 en directorios por cada 619 hombres, en 1999 ya habían 20 frente a 697. Para 2013 la cifra de cargos femeninos llegó a 29, completando sólo un aumento en Chile de cuatro puntos porcentuales en 74 años.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Pero ¿por qué darnos más prisa y acelerar el cambio? De acuerdo al estudio Índice de Género 3000, calculado entre 161 países, las empresas con mayor participación femenina a nivel directivo presentaron retornos más altos, valoraciones e índices de desembolso. Por otro lado, un estudio de Catalyst y McKinsey en Estados Unidos y Europa mostró una clara correlación entre el número de mujeres en el liderazgo corporativo y la rentabilidad de sus compañías. Si seguimos buscando, razones sobran, como las apuntadas en el informe emitido por el McKinsey Global Institute sobre cómo el avance de la equidad de género podría agregar hasta 12 billones de dólares al crecimiento mundial.

Sin embargo, las maneras de comenzar a atajar este problema de desigualdad pasan por dejar de hacer discursos inclusivos sobre la necesidad de equiparar el mundo femenino y el masculino, para comenzar a ejecutar políticas concretas que supongan una diferencia en nuestra sociedad. Hablamos de una cultura tangible, al fin de cuentas, que ayude a las mujeres a tener acceso y permanencia en el trabajo, al tiempo que se inste a responsabilidades familiares repartidas equitativamente entre hombres y mujeres.

 

José Tomás Infante

 

Por José Tomás Infante, gerente general y co fundador de Cervecería Kross.

 

 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here