Fernando Araya: El auge de la cuentas digitales y tarjetas de prepago

Si bien el efectivo es la forma de pago que sigue imperando en Chile y en otras partes del mundo, es evidente que la digitalización de este ha tomado la posta en lo que respecta a las finanzas. Hoy en día vemos como las cuentas digitales y tarjetas de prepago se han expandido gracias a la agilidad, seguridad e innovación de cómo se gestiona el dinero.

De hecho, desde el comienzo de la pandemia, no solo han sufrido un considerable aumento en su uso de más de 402%, sino que han entregado posibilidades de acercar productos y servicios de calidad a más de 4 millones de personas que han abierto una cuenta de prepago 100% digital y que antes no habían tenido acceso a controlar sus finanzas personales por no cumplir con ciertos requisitos.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Sin embargo, la característica más importante de esta forma de pago es la inclusión que proponen, donde cada persona puede optar por formar parte de este sistema. Por ejemplo, en Tenpo, existen ya más de 750 mil clientes activos que ocupan esta aplicación, ofreciéndoles diferentes variantes de pago, transferencias y recargas en los menos de 2 años desde su lanzamiento.

¿Pero cuál es la razón de que las personas quieran digitalizar su dinero? La principal es porque muchos en Chile no cuentan con una tarjeta de crédito propia para pagar cuentas o hacer compras en el extranjero. Es cierto que hay un porcentaje importante que ocupa las tarjetas de retail, pero estas muchas veces terminan siendo un dolor de cabeza debido a las altas comisiones que cobran por su uso.

Es por ello que las cuentas digitales han sido una solución real para las personas que no poseen esta herramienta de pago. El hecho de que se pueda comprar un producto en el extranjero a una comisión razonable y no con unos intereses brutales, hacen que este sistema sea idóneo y confiable para muchos.

A esto se le agrega que en los últimos meses a algunas personas se les ha impedido pagar con dinero efectivo, debido a la negativa de las grandes tiendas por recibir esta forma de pago, excusándose que producto de la pandemia, esta manera de pagar no es sanitaria, obligándoles a pagar con dinero plástico.

Otro argumento que avala las tarjetas de prepago por sobre las convencionales es la integración del público migrante en nuestro país. La transferencia de dinero al exterior es una función trascendental para los extranjeros residentes en Chile, ya que, al enviar plata a su país de origen, están apoyando a sus familias, lo cual sin duda es un servicio que destaca por su valor social, además de certificar que la transacción se realice de manera segura y rápida.

Por otro lado, con este tipo de aplicaciones se puede pagar cuentas, hacer recargas, retirar dólares con comisión baja y gestionar finanzas por medio de Bolsillo, opción que permite al usuario invertir en un Fondo Mutuo de bajo riesgo, y en estos días Tenpo gracias a una nueva alianza con Credicorp Asset Management y un acuerdo con la fintech colombiana Tyba, está desplegando una solución muy innovadora para que sus clientes puedan invertir en diversos fondos mutuos, acorde, a sus perfiles de riesgo.

Todas estas variantes hacen que sin duda las cuentas digitales sean una herramienta ágil y moderna a la hora gestionar las finanzas de cada persona.

Probablemente en los años venideros, el efectivo va a quedar en el ostracismo por su poca flexibilidad como sistema de pago, en un mundo digital donde la inmediatez de la compra y venta es el ingrediente principal en esta nueva era que se avecina.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉