Excusas, eso que dices cuando no inviertes en capacitación

Ivalú Burucker, Directora Ejecutiva de CheckPersons

Existen muchos argumentos para que una persona realice actividad física regularmente. Todos, sin excepción, son indiscutibles. Mejora sustancialmente la salud, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, ayuda a controlar el sobrepeso, fortalece los huesos, mejora el estado de ánimo, reduce el estrés y mejora la autoestima. Nadie, medianamente inteligente, podría discutir la importancia de realizar actividad física de forma regular y menos discutir sus beneficios. Entonces, ¿por qué hay tantas personas que no la realizan?, me incluyo.

La verdad es que hay muchas excusas para no hacerlo. Estamos llenos de explicaciones: “no tengo tiempo”, “¿a qué hora lo hago? Si estoy lleno de reuniones…”, “cuando me organice mejor, voy a partir…”, incluso hay algunos que pagan el gimnasio durante un año y después no van… también me incluyo.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Con la capacitación pasa un poco lo mismo. Hay una lista bastante larga de beneficios indiscutibles de capacitar a los trabajadores en las empresas. Aumenta la productividad y la calidad del trabajo, ayuda a resolver problemas concretos del día a día, previene accidentes, aumenta la motivación y disminuye la rotación. Me cuesta pensar que aun exista algún gerente de área que no vea los beneficios de la capacitación, sin embargo, muchas veces no se realiza, la respuesta es más o menos parecida a lo que ocurre con la actividad física, la verdad, estamos llenos de excusas.

Capacitar no puede ser un ítem a tickear porque hay formas de financiarlo; debe ser tomado con toda la seriedad que reviste porque es la parte muchas veces, más sensible para lograr el éxito de una tarea. Las grandes industrias que presentan una alta rotación de trabajadores y requieren que la homologación de conocimientos sea rápida y eficiente.

Hoy, nuevas metodologías como el microlearning, permiten entrenar de forma asincrónica y con fácil conectividad. Nunca antes el concepto de “invertir en capacitación” tuvo tanto sentido como hoy. Invertir en alfabetización digital es clave, pero también es clave invertir en un cambio de paradigma, donde la responsabilidad por la formación, el desarrollo y el aprendizaje es y debe ser compartida.

 

Ivalú Burucker, Directora Ejecutiva de CheckPersons


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉