¿Es importante el metaverso en el futuro de los retailers?

Metaverso

Por: Daniel del Palacio, Head de Marketing para Adobe Latinoamérica

El metaverso puede parecer un concepto complejo, lejano y desconocido, pero no es un tema nuevo, de hecho, ya muchos hacemos parte de este mundo que combina lo físico y lo virtual desde hace tiempo. Los videojuegos fueron de los primeros en presentar espacios digitales para interactuar con otras personas a través de avatares (proyecciones individuales en línea) que nos representan en internet. Juegos de videos populares, han desarrollado este concepto desde hace décadas.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Sin embargo, este concepto, ha cobrado mayor visibilidad recientemente por los pronunciamientos de grandes tecnológicas que están haciendo fuertes inversiones en el desarrollo del metaverso dentro de otros sectores que influyen directamente en el retail. Esto ha provocado que muchos consumidores estén a la expectativa de los avances tecnológicos e inmersivos que llegarán en los próximos años, en un universo que, según un informe de Bloomberg Intelligence, se estima ya tienen un valor de 500.000 millones de dólares y se calcula que llegará a los 2 billones al final de la década. Una oportunidad gigante para los bolsillos de las marcas.

Los mundos hiperrealistas, las compras de realidad aumentada y los viajes virtuales en 3D ya existen. Pero la globalización del metaverso y su implementación para diferentes gamas de experiencias abre el abanico de posibilidades para el comercio electrónico porque el metaverso hace posible experimentar, crear, vender y comprar de una forma muy similar a como lo hacemos cotidianamente, pero desde internet.

En muchos sentidos, el metaverso podría considerarse la próxima evolución de Internet. Y como ha pasado con otras innovaciones tecnológicas – como lo fue el auge inicial del comercio electrónico que cambió el panorama empresarial – no considerar esta nueva realidad y entenderla podría provocar que algunas marcas del sector se queden atrás.

Hoy, las empresas tienen la oportunidad de prepararse con anticipación y aprovechar al máximo cada nueva oportunidad. Creemos que es muy importante que las marcas comiencen por entender qué es el metaverso, cómo funciona, cuáles son las oportunidades que abre para sus marcas y audiencias, qué clase de experiencias inmersivas puedo ofrecer a mis clientes, qué clase de presencia puedo tener y sobretodo entender que no habrá un solo metaverso, sino muchos, acompañados de múltiples experiencias inmersivas. Para que esto suceda, las empresas deben mantenerse interactuando a través de pruebas y pilotos que les puedan revelar cuáles son las oportunidades de negocio de negocio que tienen en ese espacio virtual. La iteración es clave ante innovaciones disruptivas como el metaverso.

No existe un solo y único metaverso

A pesar de que Meta (Facebook) se ha posicionado hablando del tema, no existe solamente un metaverso. Desde Adobe prevemos que se desarrollarán experiencias digitales permanentes en las que las personas interactúan con objetos digitales, entornos digitales y entre sí. Estas podrán ser por medio de la Realidad Virtual (VR), donde las personas se ponen un visor y entran en un mundo 3D completamente digital. O a través de la Realidad Aumentada (AR), donde nuestro mundo de la vida real se mejora con una experiencia digital, a menudo a través de nuestros teléfonos inteligentes.

El concepto sigue madurando y desarrollándose pero sin duda tiene un potencial importante para cambiar la forma en la que trabajamos, jugamos, compramos y nos conectamos. Sin embargo, esto estará determinado por la adopción de los usuarios a nivel mundial y el acceso al tecnología que habilita estas experiencias.

Empresarialmente llevamos años ayudando a las empresas a ofrecer experiencias de cliente en todos los canales actuales y, el metaverso no será la excepción. Algunas marcas están utilizando ya flujos de trabajo de diseño 3D, como la fotografía virtual con herramientas como Substance Stager, no solo para crear experiencias increíbles para los clientes, sino también para hacer que el diseño de sus productos y la producción de contenido de marketing sean mejores, más rápidos y más eficientes. En ese sentido, el uso de estas herramientas para los flujos de trabajo actuales no solo es fundamental para el éxito actual, sino que también permite que estas marcas estén listas para el metaverso de los futuros clientes.

Este es un proceso que trae grandes beneficios para los comercios que persiguen la innovación; en el diseño de producto se consigue eliminar en gran parte la necesidad de construir y enviar prototipos físicos, permitiendo probar productos en digital previo a crear una versión física, además, permite crear y modificar los diseños de forma sencilla y da la posibilidad de experimentar diferentes experiencias con mayor facilidad. Hay un gran público y una gran necesidad que no se puede desaprovechar.

Hoy escuchamos hablar de la propiedad exclusiva de artefactos virtuales, avatares e incluso bienes inmuebles que ya habitan en el metaverso. Y en la nueva economía de este mundo inmersivo, esperamos ver un crecimiento exponencial del comercio digital. Los clientes quieren posesiones digitales, ropa, obras de arte, avatares e incluso bienes raíces. Por esta razón hemos determinado que la compra, venta e intercambio de estos artículos se pueda realizar con el soporte de la empresa.

La aceleración hacia lo digital que hemos visto durante los dos últimos años no tiene precedentes. La economía digital es el motor del crecimiento de los negocios de todas las industrias pero las preguntas siguen siendo ¿cómo pueden las marcas desbloquear esta oportunidad?, ¿cuándo es un buen momento para dar el paso hacia la tecnología? En una sola frase, desde Adobe estamos convencidos de que todo se resume en ofrecer experiencias relevantes para nuestros clientes, que sean consistentes, que agreguen valor, que honren las preferencias del cliente y que respeten su privacidad.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉