Empoderar a más mujeres

mujer

Por: Jeanette Leyva Reus

Una mujer con dinero en la bolsa es una mujer con libertad financiera y una mujer financieramente independiente puede dejar relaciones tóxicas personales y laborales.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Si hay un tema en el que se debe de hablar constantemente y no dejarlo de exponer, es sobre la participación de las mujeres en los diferentes ámbitos. Sé que para muchos estos temas les parecen “cansados”, pero los números no mienten, las mujeres siguen rezagadas en todos los aspectos.

Esta semana ha sido importante por dos eventos que pueden ayudar aunque sea un “poquito” en evidenciar los rezagos, pero más allá de eso en apoyar a que más mujeres cambien su situación financiera.

El primero es la creación del primer Consejo de Periodistas para la Inclusión de las Mujeres en las Inversiones, idea lanzada y puesta en marcha por la casa de bolsa GBM, iniciativa en la que sin duda veremos a más participantes del sector financiero entrarle al tema, ya que los números son alarmantes; de por sí, las mujeres dentro del sector financiero formal y que ahorran con respecto al grueso de la población es menor, ya en el tema de inversiones es preocupante que sean muy pocas mujeres las que den el siguiente paso para obtener un mejor retorno de su dinero.

Los datos dados a conocer por Alicia Arias de GBM nos asombraron a todas las periodistas convocadas a formar parte de este Consejo desde El Economista, Reforma, Heraldo, El Universal, México Business News, Milenio, Bloomberg, por mencionar algunos; por ejemplo, aunque las mujeres son el 50 por ciento de la población en el mundo, participan con solo el 38 por ciento de la riqueza del capital humano, el PIB mundial podría crecer entre un 13 y 31 por ciento si se promoviera la igualdad y en términos de cuántas mujeres que hoy invierten es de no creerse, a pesar que las mujeres que dan el paso de hacerlo obtienen mejores retornos que los hombres.

Pero más allá de eso, es que una mujer con dinero en la bolsa es una mujer con libertad financiera, y es ahí uno de los objetivos de hablar más de estos temas de entender los retos y oportunidades que enfrentamos las mujeres al generar y manejar nuestro patrimonio, convertirnos en inversionistas y así llegar a esa libertad e independencia económica, sin duda, todo un reto encontrar los temas a promover con voces y medios diversos, y aunque el término suena trillado “empoderar” a más mujeres; por lo pronto, agradezco a mis colegas que me eligieron para presidir este consejo, ya seguiremos hablando mucho más de esto.

Y el otro evento, que uno a este tema, es el Primer Congreso de Educación Financiera organizado por la Asociación de Bancos de México, en donde me quedo con el compromiso y las ideas de la Condusef que lleva Oscar Rosado, de trabajar sí en el tema de Educación Financiera, pero hacer un trabajo especial y más enfocado en ayudar a las mujeres, ya que justo mujeres con independencia económica pueden cambiar sus vidas completamente, incluso dejar las malas relaciones de pareja.

Una mujer financieramente independiente puede dejar relaciones tóxicas personales y laborales, como bien dijo Rosado, las mujeres no tendrán libertad personal si no tienen libertad financiera primero y ese es un tema, en el que desde todos los frentes se tiene que trabajar ya que no es algo exclusivo de algún nivel socioeconómico, esto pasa en todos los niveles.

Y bueno, es el primer congreso que será anual y en donde ahí sí, se reconoce el tener un mal manejo de las finanzas personales está generando una epidemia silenciosa que ya está atacando a la mitad de la población y que va dejando a su paso angustia, desesperación, violencia intrafamiliar, estrés financiero que hay que combatir ya que la mitad de la población están pensando la mitad del tiempo en lo que deben; ordenar sus finanzas con educación podría ayudar, ojalá así sea por el bien de todos. Por lo pronto, la moneda está en el aire.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉