El tabú de una dieta balanceada

Juan Pablo Casas

Por: Juan Pablo Casas- Ceo Trepsi.

Hoy en día gracias a la tecnología es posible acceder a una sana nutrición con pocos recursos.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Mucho se ha hablado sobre el papel que cumple la alimentación para un estilo de vida equilibrado y saludable, siendo un factor fundamental para la cotidianidad de todos, pues la dieta habitual que consume cada persona es la que determina la capacidad del organismo para prevenir y combatir alteraciones en la salud.

El 60% de las enfermedades crónicas no transmisibles tienen como principal causa una mala alimentación, como ocurre en Colombia, dónde el 56% de la población sufre de obesidad o sobrepeso, siendo uno de cada dos adultos y uno de cada tres niños.

Aunado a lo anterior, durante años se ha creado en el imaginario colectivo la idea que una vida Fit y saludable requiere de esfuerzos y gastos adicionales, y que esta manera de vivir es solo para quienes cuentan con altos ingresos. Sin embargo la realidad es otra, donde con los alimentos contemplados en la canasta básica familiar colombiana, que según el Dane está costando alrededor de COP $117.000 lo que ocupa un 11,7 % del salario mínimo mensual de un colombiano, se puede llevar una alimentación totalmente sana.

Si bien es cierto que con la inflación que se ha presentado en el país durante este año, productos como la carne de res, la pechuga de pollo y la leche, han elevando sus costos, siendo estos tres lo más destacados según el Sipsa, hay alimentos que pueden ser sustituidos por otros más económicos. Entre los productos que se destacan para una dieta sana de bajo precio están: la carne y el pollo por huevos, la leche de vaca por combinaciones de hojas verdes, granos como lentejas, garbanzos y frijoles, y semillas, los cuales contienen una cantidad de nutrientes similares y un precio más asequible.

En línea con lo anterior, y para desmitificar el tabú que una dieta balanceada es costosa, gracias a la digitalización se puede obtener la información necesaria para reconocer los valores de la tabla nutricional de los alimentos, ya sean del campo, como los de aquellas marcas que son nuevas y no muy conocidos. Así como recetas y usos para experimentar con todas estas herramientas alimenticias que están al alcance del bolsillo. Todo parte de una buena educación, e investigación por parte de los colombianos.

No dejarse atrapar por información desaforada de la web es una clave primordial, pues si bien hay contenido útil también existen millones de recetas, recomendaciones y productos “Fit” que más que representar salud y bienestar representan una marca comercial, con valores elevados y si vamos a ver la tabla nutricional no es la indicada, con componentes químicos y transgénicos. Sea consciente y verifique la procedencia de lo que consume.

A nivel general y según la OMS, un hombre necesita entre 2000 y 2500 calorías/día y una mujer entre 1600 y 2000 calorías/día, lo que con productos como frutas, verduras y granos, que no pueden faltar en la dieta diaria de una persona y que se encuentran en las plazas, mercados, huertas y demás puntos de venta campesinos del país se obtienen a precios justos, se puede llegar a esa meta. Haciendo así el perfecto balance entre dieta saludable y cuidado del bolsillo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉