El mayor cambio de la historia de los supermercados

supermercados

Leo en The Guardian que una nueva generación de supermercados cambiará la forma en cómo compramos. Supermercados tipo Amazon Go: entras con tu teléfono inteligente, una nube de cámaras en el techo de la tienda te espía, llenas tu caro de la compra, y sales sin pasar por caja (porque no hay cajas). El importe se te carga inmediatamente en tu cuenta bancaría.

El cambio más extraordinario desde 1919 cuando se abrió el primer supermercado de autoservicio.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Conceptualmente, la tecnología es fantástica, y supone el salto adelante más importante de la historia, algo así como descubrir el fuego de nuevo. El impacto en la experiencia de compra puede ser mítica. Y también puede suponer la eliminación de los robos.

Entrar, coger, irte. Algo así como sucede cuando compras en internet. Cero pérdida de tiempo esperando. Es llevar a las tiendas físicas a otro nivel.

Es evidente que se trata de algo extraordiniario. La pregunta es ¿es próximo, masivo y real este cambio? ¿Estamos preparados como sociedad para este cambio?

  • Las tiendas finalmente se convertirán en un lugar más de la “sociedad de vigilancia cotidiana”. Hoy entras en una página web y todo queda registrado, pero no graban tu cuerpo, tus movimientos, tus sonrisas, tu momento cuando te arrascas la nariz (nótese que he usado un eufemismo). Y aunque es algo que nos sucede habitualmente (el mundo está lleno de cámaras), se van terminando los lugares libres de ojos supratecnológicos. E ir a comprar a nuestros supermercados quizá deje de ser nuestro momento maravillosa y discretamente mundano.
  • ¿Esta sobretecnologización piensa en todos los grupos sociales? No sé, pienso en mi madre y [email protected] como ella.
  • La tecnología extraordinaria de estos supermercados del futuro, cuesta de media más de un millón de dólares, y tardará en democratizarse. Lo cual descarta al 95% de las cadenas de supermercados y al 100% de las tiendas de alimentación de barrio de España. Por tanto, a día de hoy, es una propuesta de tecnócratas para tecnócratas, y para titulares de estudios de grandes consultoras. No para la vida real y masiva.
  • Uno de los objetivos de esta tecnología es “rentabilizar” las tiendas a la larga. Es decir, eliminar todos los cajeros. Lo que no saben los tecnócrtas es que el puesto de trabajo con más trabajadores en Europa es el de cajero de tienda. Son varias decenas de millones de trabajadores. Los tecnócratas nos dicen que no nos preocupemos, que esos trabajadores serán desviados dentro de las tiendas para desempeñar otras labores que tendrán que ver con mejorar la experiencia de compra de los consumidores. Pero todos sabemos que no será así. Que simplemente muchos puestos de trabajo se eliminarán. Millones.
  • Hasta ahora esta tecnología se ha probado en tiendas de conveniencia y supermercados, pero ¿qué sucederá cuando se pruebe por ejemplo en tiendas de ropa, donde tallas, formas, etc, lo complica todo?

Fuente: linkedin.com


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉