Digitalización y las Tecnologías de la Información serán muy disruptivas en 2022

Pantalla digital

Es nuestra manera de enmendar la plana a aquellos que dicen que “las tendencias tecnológicas de 2022 serán continuación de las de 2021” o que “profundizarán y consolidarán las tendencias tecnológicas que ya vimos en la pandemia…”; quién dice esto:

  1. A) Es vendedor de empresa TIC y, para “cumplir la cuota” (alcanzar el objetivo de ventas para conseguir “el bonus o el variable”) tiene que vender lo que le dice su jefe y no ve más allá.
  2. B) No trabaja en la matriz de una gran empresa tecnológica sino en una filial como -con todo el respeto del mundo, al país- la de Namibia: no ve el “big-picture” y “los árboles le impiden ver el bosque”.
  3. C) Ni hace estudios e informes sobre tendencias tecnológicas digitales, ni los lee cuando se los proveen.
  4. D) No es un emprendedor tecnológico-digital que haya inventado o vaya a inventar nada en su vida -por lo cual, tampoco descubrirá nada sorprendente en el sexo y, desesperado de la vida, acabará en el bar, jugando al dominó con los amigos-.
  5. E) Todas las anteriores respuestas juntas.

2022 será un año disruptivo desde las tecnologías de la información y la digitalización. Y, más que nunca desde los años noventa con la Tercera Revolución Industrial o Computación, las TIC impactarán positivamente en la economía, la empresa, sociedad, costumbres, hábitos, comportamientos y normas y leyes. Sucederá en Occidente (Europa, Estados Unidos), de una manera y, en Oriente (Asia, China), pero de forma distinta.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Tendencias

¿Por qué sabemos que las tendencias tecnológicas y digitales van a provocar cambios fuertes en el mundo, durante este año 2022, recién estrenado? Porque desde nuestra firma, Advice Strategic Consultants, para IT Digital Media Group (IT User, IT Reseller, IT Digital Security, IT Trends, etc) llevamos meses preparando un meta estudio que nos lleva a esa conclusión. Es meta estudio porque, previamente, hemos analizado cientos de estudios e informes sobre la misma materia, realizados por consultoras tecnológicas y de negocio, instituciones públicas nacionales e internacionales y grandes empresas tecnológicas de EEUU, Europa y China. Y, tras ese estudio, hemos hecho nuestra propia investigación y análisis.

En este artículo no vamos a entrar en el detalle de las tendencias tecnológicas disruptivas consecuencia de la digitalización: para ello, ya está el estudio Advice de Éxito Empresarial para ITDM Group. Pero, sí vale la pena incorporar el paraguas conceptual de las tendencias, por afectar a naciones, bloques económicos, grandes corporaciones, pymes, gobiernos, estados y la vida de las personas y las familias a primeros de 2022.

Variadas tecnologías

En primer lugar, el “tempo del cambio”. Extraordinariamente rápido. Apenas vamos a tener tiempo de darnos cuenta. Son muchas tecnologías operando y evolucionando al mismo tiempo. Haría falta -no es hipérbole, ni exageración- decir que, para aprehender todas las tendencias y sus impactos, consecuencias, efectos y aplicaciones prácticas, necesitaríamos el desarrollo actual más extremo de la Ley Moore (de Gordon Moore, uno de los fundadores de Intel Corporation) en computación tradicional, como anticipamos en IT User, en 2019, o las primeras aplicaciones prácticas de computación cuántica, que también publicamos en estas mismas  páginas en 2021.

Uno de los grandes gurús e inversores de Silicon Valley, Azeem Azhar (creador de “Exponential View” y fundador de docenas de startups) acaba de publicar un libro que sostiene la misma tesis antes enunciada: “Exponential. How accelerating technology is leaving us behind and what to do about it”. Es una obra de experto dirigida a sus colegas-expertos, en que deja claro que las nuevas tecnologías digitales nos pasan por la izquierda a la velocidad de la luz. Y, otros dos que tal bailan, Peter Diamandis y Steven Kotler, en “The future is faster tan you think: how converging tecnologies are transforming business, industries and our lives”. Por último, para no abrumar al lector, Kai-Fu Lee, ex directivo de Apple, SGI, Microsoft, y Google; famoso por su obra “Artificial Intelligence Superpowers”, y que acaba también de lanzar su nuevo libro “AI-2041”, donde expone cómo será la vida dentro de 20 años, consecuencia del desarrollo de la Inteligencia Artificial.

La obra ha recibido alabanzas fundadas, al igual que los dos libros previamente mencionados, por parte de Satya Nadella (Microsoft), Tim Cook (Apple), Sundar Pichai (Alphabet-Google), Marc Benioff (Salesforce), Larry Ellison (Oracle), Jeff Bezos (Amazon, Blue Origin) y, el hombre del momento, Elon Musk (Tesla y Space-X, entre otras empresas), Mark Zuckerberg (Meta-Facebook-Instagram-Whatsapp), entre otros grandes genios, que son estrategas, gurús, gestores y directivos. Algunos, como Benioff, Ellison, Bezos, Musk y Zuckerberg, además y, sobre todo, son empresarios, emprendedores, fundadores y creadores de sus propios negocios tecnológicos-digitales.

“Size is important” el tamaño es importante, reza el refrán de EEUU, donde los coches son grandes, las casas de pueblo son grandes, Godzilla y King-Kong son bastante grandes y, sobre todo, las corporaciones que manejan los hilos del mundo son descomunalmente grandes: Apple, Microsoft, Amazon, Alphabet-Google, Tesla componen el exclusivo club de empresas que valen en bolsa más de un trillón de dólares cada una (todo el PIB español), valiendo individualmente cada una de las tres primeras mencionadas, más de dos trillones de dólares. El 3 de enero de 2022, Apple se ha convertido en la primera empresa americana que vale más de 3 trillones de dólares o tres veces el PIB español.

Afectan a todos los sectores

Por contraste con la aberrante valoración de empresas hecha en la época de las “dot.com” (1996-2000), hoy, las empresas valen en bolsa lo que reflejan sus cuentas: facturación y beneficios, que, en las empresas mencionadas exceden lo conocido hasta ahora en Corporate América: ni los gigantes industriales como General Electric o 3M; ni las petroleras ni gasísticas (con la única excepción de ARAMCO, de Arabia Saudí) y, tampoco, las grandes del automóvil (Chrysler, GM, Ford) llegaron a niveles de facturación y beneficios tan elevados como las grandes empresas tecnológicas de hoy. Además, estas firmas mencionadas pertenecen a sectores muy concretos de actividad, versus las empresas digitales, que lo permean todo y todos los sectores. Y aquí viene el tercer punto a tener en cuenta hoy:

Las nuevas tecnologías de la información y la digitalización afectan a todos los sectores económicos de actividad, tipos y tamaños de empresas, geografías, razas y clases sociales. Y esto es así, hasta tal punto que, por afectarlo todo, la transformación digital puede dar la vuelta a la tortilla a una economía en recesión «imprimiéndole» velocidad de crucero: EEUU, la economía más digitalizada del mundo (en un 30% de su Producto Interior Bruto, PIB, según su propio INE) es ejemplo de ello: en 2010 con el Recovery Act de Barack Obama que sacó América de la Gran Recesión, gracias a la inversión en digitalización empresarial y del sector público, dando lugar a diez años de expansión económica y creación ininterrumpida de empleo (lo explicamos en “La victoria de América: crónica de la recuperación económica de EEUU: ) y, más recientemente en “El New Deal de Biden-Harris: política económica para el siglo XXI y el liderazgo de EEUU”.

España va por el buen camino de la transformación digital, lo que abre la puerta de la esperanza para salir de la crisis económica actual: grandes empresas españolas de todos los sectores de actividad están actuando con extrema rapidez en la adopción de la digitalización, que hacen extensiva a millones de pymes y las Administraciones Públicas. Como muestra, algunos ejemplos, porque la digitalización genera éxito empresarial: CaixaBank es el mejor banco de España (The Banker y Estudio Advice de Éxito Empresarial 2009-2021), gracias a la banca digital y apuesta por la economía digital y de las plataformas digitales, así como la omnicanalidad, la transformación digital y un modelo único de banca rentable y socialmente responsable inspirado por los valores de Fundación «la Caixa», su principal accionista.

Integración

El compromiso e impulso de las personas es importante, e Isidre Faine, presidente de Fundación La Caixa y de Criteria Caixa, ha convertido su fundación en líder europeo en RSE (Responsabilidad Social Empresarial) y, es impulsor del humanismo cristiano que pone en el centro de todo a la persona, por tanto: integración laboral de colectivos desfavorecidos; cierre de la brecha digital; lucha contra la pobreza infantil con educación digital; acompañar a nuestros mayores en su soledad, etc; son algunos objetivos de Fundación «la Caixa» e Isidre Faine, con sus 50.000 programas financiados con 500 millones de euros, cada año, en la última década. Isidre Fainé presidió CaixaBank, Naturgy, AGBAR, GRUPO ABERTIS y hoy preside Fundación «la Caixa» y su holding financiero, CriteriaCaixa, accionista de Telefónica junto a CaixaBank: Criteria tiene una participación en Telefónica del 1,27% del capital. CaixaBank posee un 4,70%, mientras que su gestora, CaixaBank AM, cuenta con otro 0,20%, a través de fondos y sicavs. En su conjunto, Grupo La Caixa es accionista de referencia de Telefónica con un 6% de su capital.

Y sacamos a colación el Holding Telefónica, porque de él surgió Telefónica TECH, única empresa de ese grupo y del sector digital, que crece a 2 dígitos en facturación y beneficios, por su liderazgo en transformación digital empresarial y en AAPP, con cloud-computing (tiene alianzas con los 3 grandes líderes mundiales: Amazon Web Services (AWS) Google Cloud y Azure – Microsoft’s Cloud Computing Platform + Microsoft 365 Microsoft Dynamics 365), con Ciberseguridad (alianzas con Fortinet, Microsoft Security, Check Point, Proofpoint, Symantec, McAfee, Cisco, etc, cubriendo todos los ámbitos de Ciberseguridad y, también Big Data, Inteligencia Artificial, Blockchain e Industria 4.0: Tamaño, Transversalidad en Sectores de Actividad y, como decíamos al principio, extraordinaria rapidez en estrategia y ejecución: en cuestión de días y en plena Navidad -cuando se supone en España todo se para, por las fiestas- Telefónica TECH ha adquirido Geprom para reforzar sus capacidades en Industria 4.0. Geprom es una compañía especializada en la automatización industrial y la transformación digital de los procesos productivos existentes en fábrica.

No queremos adelantarnos al Estudio, pero, como dice el principal gurú de la Inteligencia Artificial, Kai-Fu Lee: “la automatización destruirá millones de puestos de trabajo rutinarios y generará otros muchos en ámbitos creativos, intelectuales y basados en la economía del conocimiento”. España, con tasa de paro del 14,56% (doble de la Unión Europea, doble de la OCDE y cuatro veces mayor a la norteamericana) haría bien en tomar nota de este apunte, destacado aquí a propósito).

En las mismas fechas del protagonismo del turrón, Telefónica TECH llegó a un acuerdo con el Canal de Isabel II para el despliegue de 130.000 contadores inteligentes. Y, el 30 de diciembre, Microsoft y Telefónica TECH reforzaban su alanza para ofrecer soluciones específicas de nube híbrida confidencial para las Administraciones y Empresas Públicas.

El Corte Inglés lidera retail, comercio y distribución (alimentaria, por un lado y de moda, por otro) gracias a su reinvención basada en digitalización y transformación digital, omnicanalidad y comercio electrónico. Su nuevo plan estratégico -importante para todos, por ser empresa sistémica para la economía española- contempla la diversificación de negocios más allá del Retail: inmobiliario, viajes, telecomunicaciones, seguros, comercialización de energía, etc. Es un proceso que, en Estados Unidos, Walmart, primera empresa del mundo por facturación, número de empleados y puntos físicos de venta, también ha llevado a cabo y lo ha hecho exitosamente, porque, de otra manera, Amazon se la hubiera llevado por delante: no ha sido así.

Optimización

Y El Corte Inglés ha asumido los nuevos negocios que, en inglés ya se han popularizado y convertido en lugares comunes entre expertos y no expertos del sector tecnológico y del retail: “la última milla”, el “take away” “Quick Delivery” y, lógicamente, la optimización de procesos en la “logística” y la “cadena de suministro”, que son, junto a la automatización de procesos antes mencionada, dos de las grandes madres del cordero: en 2021, todos sabemos que uno de los factores que ha contribuido a la reaparición de la inflación en niveles no vistos en España en 30 años (6,7% el IPC o Índice de Precios al Consumo, este pasado mes de diciembre de 2021) ha sido la problemática de la cadena de suministro, que ha generado escasez de productos y el consiguiente aumento de precios (insistimos: junto a otros muchos parámetros). El Corte Inglés lo ha resuelto y, en 2022 no será un problema generalizado.

Por último, todo lo anteriormente expuesto es posible, gracias el líder europeo de gestión de infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas y despliegue de 5G: Cellnex Telecom. Decimos europeo, porque EEUU tiene su propio campeón nacional, que compite mundialmente con Cellnex Telecom. De nuevo, el tamaño: Cellnex opera en más de 35.000 PoPs (Point of Presence o Punto de Presencia) y dispone de una cartera de 128.000 emplazamientos. Y apuesta por el desarrollo de redes de nueva generación y, de ahí, su liderazgo en el despliegue de 5G, con derivadas en Smart Cities, Internet de las Cosas (IoT) y Ciberseguridad, que será -ésta última- el gran caballo de batalla empresarial y del sector público en 2022.

Fuente: ituser.es


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉