¿Deben decidir los informáticos el ERP que se usará?

 

 

PC computador Lenovo_40 30

 

Durante largos años las TI fueron y han sido una caja oscura para muchos ejecutivos y emprendedores. La implementación de sistemas informáticos desde su evaluación hasta su estabilización de uso, fue numerosas veces una real pesadilla para las compañías. El valor o diferenciación prometida por los sistemas habitualmente terminó en costos mayores a lo esperado, rigidices de procedimientos y dependencia de ciertas áreas o personas que lograban dominar la herramienta.

Los nuevos tiempos han traído la tecnología Cloud (no confundir con simple acceso y hosting en Internet), que básicamente nos presenta herramientas que permiten despejar las oscuridades de antaño. Efectivamente pues nos permiten entrar desde cualquier lugar y dispositivo, a cualquier hora libremente; nos elimina costos ocultos y toda la infraestructura interna para mantener los sistemas, traspasando todos los problemas de mantención, actualización, seguridad, operatividad y escalamiento al proveedor en la nube. Es así que surgen plataformas como Sales Force, Epicor, Sage, o Netsuite, esta última manejando además en una suite única, no sólo ERP sino Ecommerce, CRM y PSA. Además las tradicionales grandes plataformas ya están iniciando su migración Cloud como SAP y Oracle (cuyo fundador Larry Ellison es también dueño de Netsuite).

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Lo dicho elimina dependencias y resta tanto presupuesto como influencia a las áreas informáticas, haciendo que los directivos y emprendedores ya no necesiten conocer de bases de datos, interfaces, batch inputs y otros tecnicismos varios. Las funcionalidades y capacidades de las herramientas ya no se ponen bajo la lupa técnica sino bajo la lupa del negocio. Entonces la decisión del ERP ya no es una decisión de tecnología, sino una decisión estratégica de negocios. Las preguntas a responder ya no son, si el sistema tendrá la velocidad y capacidad de procesar transacciones por ejemplo y qué lenguaje utilizará, sino si el sistema es capaz de soportar mi estrategia de crecimiento, me permite analizar segmentos y canales, genera información autosuficiente a los usuarios para análisis y es flexible para lograr adaptarse a los cambios del mercado.

Hoy en día cada vez que en mi experiencia profesional me toca ver una compañía que pide evaluar sistemas sólo a través del área informática, puedo reconocer rápidamente que se trata de una compañía administrada de manera “old fashion”. Por el contrario, cuando la evaluación está radicada en el área de negocios y la Gerencia General, sabemos que se trata de una compañía en búsqueda de innovación y competitividad que seguro espera lograr el liderazgo en su mercado objetivo.

En conclusión, las decisiones de sistemas, ERP, plataformas Ecommerce, herramientas de CRM y otras, cada vez son vistas de manera más integral en cuanto a su impacto en el negocio. Por tanto, es de esperar que los informáticos tradicionales tendrán cada vez menos incidencia en las decisiones estratégicas al interior de las empresas, pese a que las TI impactan fuertemente el resultado. Un singular paradigma y  desafío que obligará a estos profesionales a reinventarse!


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here