Cristián Cabezas: ¡Feliz día, querida internet!

Cristián Cabezas, Solutions Director de NTT Chile

Más de la mitad de la población mundial hoy tiene acceso a internet. Ha sido un camino extenso, a veces difícil y no siempre con las respuestas adecuadas. 1995 fue un año crucial en este ámbito, ya que en ese momento se volvió comercial gracias al trabajo de muchos desarrolladores que hicieron posible las transacciones financieras online. Hoy, más de dos décadas después, tenemos a poco menos de 5.000 millones de personas conectadas a esta red, lo que a partir de un estudio de We Are Social y Hootsuite, representa el 62.5% de los habitantes del planeta.

El mismo estudio señala que pasamos casi siete horas conectados. Se podría decir que no hay trabajo, proceso formativo o espacio social que actualmente no incluya esta red. Incluso, psicólogos señalan que se ha producido en forma paralela una suerte de adicción a ella como una forma de trastorno que se caracteriza por una pauta de usos anómalos, aislamiento y períodos de conexión bastante altos. Al mismo tiempo, tenemos nativos digitales quienes ya conviven con esta nueva realidad sin efectos asociados. Entonces, ¿qué podemos decir de internet en su día, y en el que también se celebra a las telecomunicaciones? ¿Qué es lo nuevo que no se ha comentado en foros?

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La respuesta no es solo una. Al contrario, son muchos desafíos que están interconectados, desde la necesidad de democratizarla, pasando por las brechas y la alfabetización digital, la ciberseguridad, el cyberbullying, el desarrollo de competencias digitales y la optimización en la calidad de las conexiones. La verdad que casi todo se ha dicho, comentado, analizado y escudriñado a partir de cientos de foros y estudios. Quizá el contenido menos gastado está en hacer una revisión sobre el salto cuántico en la evolución del ser humano a través de internet, pero conectando dicho desarrollo a nuestras propias experiencias.

Hubo una época en que te pedían una investigación en el colegio o en la universidad. Y la única forma de tener una respuesta era en la biblioteca o en una enciclopedia, o bien investigando y conociendo directamente a la fuente informativa. La internet nos ha ayudado, sin embargo, a veces olvidamos el contacto humano en torno a la red. Por eso, en esta fecha, los invito a que   celebremos a la internet, pero utilicémosla apropiadamente. No olvidemos el contacto humano, el compartir y bucear por la internet en compañía, junto a nuestras familias y colegas de trabajo. Busquemos espacios para que sea más interactiva, tanto desde lo presencial como desde lo remoto. Analicémosla en grupo, enseñándole a quienes no tengan esas herramientas para gozar de sus atributos positivos o también para discutir entre amigos sobre alguna visita virtual a un museo o espacio artístico digital. Los espacios o ideas son simplemente infinitos.

El Día de la Internet es un momento de celebración, de recuerdos en relación con el antes y después de muchos procesos sociales, familiares y laborales que han evolucionado. Desde el pasado valoremos el presente y futuro de ella. Y desde las posibilidades desconocidas de internet, comprendamos que se trata de una herramienta facilitadora que nos ayuda a crecer y ser mejores en torno a diferentes talentos y habilidades. Con lo bueno, lo malo, lo mejorable… ¡Feliz día, querida internet!

 

Cristián Cabezas

Solutions Director de NTT Chile


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉