Conoce los 7 riesgos que más impactan en las áreas de compras

Compras-riesgos

Oskar Sarquis, CEO de Suplos

Oskar Sarquis, CEO de Suplos, plataforma latinoamericana de gestión de abastecimiento, explica cuáles son los mayores dolores de cabeza que enfrentan los departamentos de compras y proveedores de las empresas en Perú.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Con la digitalización, las empresas dieron un enorme salto en sus comunicaciones, gestiones internas y operaciones. Según datos de la consultora EY, más del 71% de las organizaciones en Perú están encaminadas en su proceso de transformación digital y el 7% de ellas ya se encuentra en una fase avanzada de madurez digital.

Para Oskar Sarquis, CEO de Suplos, plataforma latinoamericana especializada en gestión del abastecimiento, si bien las empresas peruanas han avanzado en términos de digitalización de sus procesos, aún falta camino por recorrer en términos de optimización de sus cadenas de suministro, administración de áreas de compras y gestión de proveedores. Y, ¿cuáles son los riesgos más comunes que agobian hoy a estos departamentos o áreas? Sarquis responde:

1. Análisis inexacto de las necesidades internas: Cuando un departamento o una unidad de negocio identifica la necesidad de un producto o servicio, dispara un proceso de abastecimiento. En este punto, los riesgos se vuelven evidentes: Sobrestimación o subestimación de la necesidad, tiempos de entregas irreales, presupuesto inadecuado y un diseño pobre de los requerimientos.

2. Mala selección de proveedores: Para operar sin contratiempos se requiere de fuentes confiables y estables de bienes y servicios. Los riesgos de tener una errada selección de proveedores incluyen: Mala calidad de los productos, entregas incompletas y con retrasos, proveedor sin estándares éticos conforme para la empresa.

3. Administración desorganizada de proveedores: Para prevenir inconvenientes en su relación con los proveedores, se deben evaluar los siguientes riesgos: comunicación y relación con ellos, procesos de emisión de órdenes y administración de la data.

4. Corrupción en contrataciones: En las contrataciones se pueden presentar irregularidades como manejos administrativos arbitrarios y fraudulentos, presentación falsa de documentación por parte de proveedores para certificar experiencia, o situaciones en las que funcionarios de las organizaciones manipulan las ofertas recibidas para favorecer a un proveedor.

5. Procesos manuales: El procesamiento manual amplifica los riesgos de la cadena de abastecimiento. Los documentos en físico tienden a perderse cuando son transferidos de persona a persona para su aprobación. Los riesgos incluyen: documentación errónea, pérdida de datos, aprobaciones retrasadas y menor eficiencia.

6. Retrasos en la cadena de abastecimiento: Los errores constantes en el proceso de abastecimiento generan reprocesos y demoras, dado que el equipo debe enfocar sus esfuerzos en la solución de problemas pasados más que en mover hacia adelante el suministro y la contratación.

7. Inflación: La inflación, que según datos del INEI para agosto se ubicó en un acumulado de 6.13%. Esto hace que los precios de los insumos y servicios aumenten y, con ello, la cadena de suministro lleve la peor parte. ¿Por qué? El incremento de costos que las organizaciones necesitan para operar sigue aumentando, por lo que su rentabilidad se ve afectada. Asimismo, impacta de manera lenta pero progresiva en toda la cadena de suministro.

“Estos retos se le presentan a todas las compañías que tengan un equipo de compras o abastecimiento de al menos cuatro personas. Por eso, es necesario abogar por la incorporación de tecnología en la cadena de suministro, ya que puede hacer más eficiente la operación en número de personas y en los tiempos de respuesta. Además, permite diagnosticar con analytics los puntos más álgidos que requieren atención de los líderes de la cadena de abastecimiento”, concluye el CEO de Suplos.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉