Ciclogénesis explosiva: ¿por qué los fondos quieren comprar supers y los dueños vender?

Ventas

Análisis de Javier Pérez de Leza, CEO de Future Retail

Hace 13 años, tras 20 de carrera acumulada en diferentes multinacionales y 11 países diferentes, decidí volver a España. Acepté el puesto de consejero delegado de DinoSol e invertí todos mis ahorros en la compañía. La lógica que teníamos entonces, tanto Permira como yo, era que podríamos unir varios líderes regionales para formar uno de los grupos de distribución más importantes de España. Resultado final: nos equivocamos.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

A pesar de que fue una experiencia enriquecedora, en aquellos momentos no se dieron las circunstancias idóneas. Tanto los bancos, Permira, como mi caso, tuvimos que trabajar arduamente para salvar la compañía, a la vez que perdíamos lo que habíamos invertido.

Lo que está ocurriendo en este momento en el sector es un volver a nacer. Hoy sí que se están produciendo las operaciones que esperábamos en 2009.

En los últimos meses hemos vivido las siguientes operaciones corporativas:

⇒ Carrefour y Supersol (27/08/2020)

⇒ Caprabo y Baleares Eroski por parte de EP Corporate (29/03/2021)

⇒ COOP y GM Food (07/05/2021)

⇒ El Corte Inglés y Sánchez Romero (01/07/2021)

⇒ Portobello y Condis (03/12/2021)

⇒ PAI Partners y Uvesco (22/12/2021)

Al mismo tiempo, se están dando bastantes operaciones de Sales & Lease Back:

⇒ Lar España y Blackbrook (23/02/2021)

⇒ Mercadona y el Fondo MDSR (01/06/2021)

⇒ Mercadona y el Fondo LCN (04/09/2021)

⇒ Carrefour y Realty Income 21/09/2021)

FUERZAS QUE PROVOCAN LA TORMENTA

La pregunta es: ¿por qué ahora y no entonces? Mi opinión es que hoy se está produciendo una ciclogénesis explosiva en el sector. Estas son las fuerzas para que se dé una tormenta de ese tamaño:

– La distribución de alimentación es un sector muy relevante: los datos obtenidos por Alimarket a partir de los 450 operadores más importantes del país nos dicen que el sector ha tenido un crecimiento histórico del 8,5% en 2021 y alcanza los 86.430 millones. El comercio y la hostelería suponen el 20% de la economía española. Estas son sus

– Resiliencia. Una de las palabras de moda, entendida como la capacidad de adaptación y recuperación frente a una situación adversa. Si nos fijamos en la distribución de alimentación, este sector ha salido reforzado, tanto en la crisis financiera del 2007 como la que ha provocado la Covid-19. Esto hace que los inversores consideren este sector como un buen refugio para el dinero.

– El sector necesita concentración. En Francia, Alemania o Inglaterra, los cinco primeros operadores representan mas del 60% del mercado. En España, de acuerdo a los últimos datos de Kantar, este porcentaje es del 50%. Al mismo tiempo, la situación inflacionista actual empuja a la concentración.

– Accionariado peculiar, empresas familiares no cotizadas en bolsa. Los posibles candidatos para una futura concentración -dos de ellos, Uvesco y Condis, ya han salido del armario-, son líderes regionales que provienen de empresarios con mas de 40 años de experiencia en el sector y que se encuentran en un enclave de relevo generacional.

– Ecommerce / digitalización. Para mí esta es la gran diferencia que concurre en estos momentos. La pandemia ha disparado la venta on line a pesar de que la gran mayoría de los operadores ni estaban preparados ni posiblemente saben cómo acometer este reto. El empuje de Amazon Fresh, el que Mercadona haya decidido (por fin) ponerle atención al asunto o que nuevos operadores como Glovo, Stuart, Dija o Getir hayan irrumpido en el mercado, de la manera explosiva que lo estan haciendo, está generando mucho ruido.

– Falta de rentabilidad en el plan de expansión. Hoy existen tres rutas de crecimiento: las ventas LXL -crecer con las mismas tiendas-, tiendas nuevas y la venta on line. Para tener un plan de crecimiento sólido, es necesario acometer las tres -cada una en la proporción adecuada-. Ninguna de ellas es fácil y todas están ofreciendo cada vez menos rentabilidad. Estamos en un momento de travesía en el desierto de la rentabilidad y en búsqueda del deseado oasis.

– Situación financiera favorable. Hoy hay capital disponible a tipos bajos para las grandes organizaciones, aunque esto puede cambiar a causa de las circunstancias actuales de inflación y restricción del crédito. Al mismo tiempo, el sector de los supermercados es un gran generador de caja y a la vez permite un buen apalancamiento.

El tamaño no es un factor que creo que vaya a influir de manera significativa en la decisión de vender de los operadores regionales, ya que prácticamente la totalidad de los grandes están bajo los paraguas de las centrales de compras de IFA o Euromadi y, por tanto, gozan de condiciones de compra a proveedores, en línea con las que pueden tener Mercadona o Carrefour.

PRÓXIMAS OPERACIONES

Considerando la confluencia de tantos factores favorables al mismo tiempo, ¿qué posibles operaciones se pueden dar en los próximos meses?

Si nos fijamos en la lista de los ocho primeros operadores, es difícil que se produzca alguna operación, salvo el anunciado interés de Auchan por quedarse con Carrefour.

Mercadona y Lidl porque van por libre. Eroski y Consum, por su naturaleza de cooperativas -ya estuvieron casados y se divorciaron-. Dia y El Corte Ingles, por su especial situación actual y la idiosincrasia de su accionariado.

Por tanto, la conclusión obvia es que la concentración tendrá que venir a través de los regionales -del puesto noveno que ostenta Ahorramás hacia abajo del ranking-. Es difícil acertar quien será el próximo regional en vender, aunque, si me hubiesen dicho hace un año que Uvesco era uno de los candidatos, yo no habría apostado por ello.

Aun así, voy a tratar de dar algún posible criterio: no veo la posibilidad de que Ahorramás, Gadisa, Bon Preu o DinoSol sean candidatos, tanto por sus buenos resultados como por la potencia de sus líderes. Por tanto, ya nos vamos del 18º de la lista, hacia abajo. Y, aunque este pronostico pueda pecar de poco concreto, por lógica prudencia hacia los operadores involucrados, me gustaría dejarlo ahí.

También es bastante probable que alguno de los tradicionales compre una puntocom para acelerar su proceso de digitalización, aunque considero esta vía algo temeraria.

Lo que sí me parece claro es que PAI Partners y Portobello tienen todas las papeletas, para ser los protagonistas de futuras operaciones.

Las tres razones fundamentales son:

Han demostrado interés en seguir creciendo, con Uvesco y Condis.
Tienen pulmón financiero.

Ahora cuentan con la ventaja de las potenciales sinergias a la hora de acometer una operación de compra.

A modo de breve conclusión, estamos en un momento especial por lo que no es descartable que tengamos mas operaciones corporativas y de sale & lease back en los próximos 36 meses, pero los candidatos son limitados y su accionariado, complicado de manejar.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉