Cambio climático: el papel del sector retail para frenarlo

Cambio climático

Tony Sarraf, vicepresidente y Market Head, Latinoamérica Norte de Ecolab.

Durante las últimas décadas, la actividad humana ha impactado al medio ambiente de forma importante. La explotación de los recursos, el aumento de temperatura en la superficie y la contaminación del entorno han derivado en la modificación del patrón climático, situación que parece que estamos aún a tiempo de controlar si como industria e individuos actualizamos y ajustamos nuestras formas de producción y hábitos de consumo.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Desde la década de 1960, la temperatura en México ha aumentado casi un grado Celsius, incremento que ha afectado principalmente a la generación de lluvia y captación de agua (como se ha visto recientemente en el estado de Nuevo León). Si bien este tipo de cambios son más tangibles en situaciones alejadas del retail, el sector no está fuera del alcance de los efectos del calentamiento global.

Entre la opinión pública, como expertos, debemos de modificar la percepción del retail como una industria únicamente vendedora y agregar que también es un sector que depende y consume recursos vitales que son indispensables para su funcionamiento, como agua y energía; la falta o reducción en la disponibilidad de dichos recursos afecta directamente a las cadenas de producción y suministro, sin las cuales no se podría mantener activa la oferta de un sinfín de productos a los consumidores a través de canales físicos y digitales.

De acuerdo con el estudio “Efectos del cambio climático en la economía, el comercio internacional y la estrategia empresarial”, el aumento de la temperatura afecta en 4.5% a países como Chile, Perú, Colombia, Ecuador o Bolivia en cuanto a ventas minoristas, pues el clima puede modificar las necesidades en determinados sectores a partir de la variación en las estaciones del año.

Pese a que las condiciones climáticas diarias pueden ser más fácilmente abordadas por las tiendas, son un fuerte impulsor en la intención de compra de los consumidores.

Hace ya varios años, las empresas comenzaron a tomar acciones que reducen el consumo de recursos, reciclan, reutilizan y minimizan la emisión de contaminantes a la atmósfera. Aunque aún hay un largo camino por recorrer, se han dado pasos importantes en materia legislativa, cultural (laboral y socialmente hablando), empresarial y social.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉