Blockchain y privacidad de los datos: encontrando un balance

Pablo Gamba

Por: Pablo Gamba- Head of Engineering Office en intive Americas

Después de más de una década, blockchain finalmente comenzó a tener un impacto significativo en la industria. ¿Cómo se superan las tensiones que surgen entre las regulaciones de privacidad de los datos y la transformación a la que obliga blockchain?

Banner_frasco-suscripcion-800x250

A partir de su surgimiento, allá por 2008 gracias al paper de Satoshi Nakamoto, la tecnología blockchain creció rodeada de un ruido que nunca cesó. De hecho, Gartner, en su evaluación de los ciclos de madurez y adopción de tecnologías y aplicaciones, ya ubica a esta tecnología en un grado de madurez tal, que ya comienzan a evidenciarse y materializarse sus beneficios concretos en términos comerciales.

Si bien la tecnología blockchain brindará oportunidades para la innovación y la disrupción significativa en todas las industrias, su aceptación ha sido más lenta de lo esperado. Cierta percepción negativa, la falta de casos de uso adecuados y su inmadurez se citan como razones que están frenando blockchain. Las organizaciones no se sienten cómodas usando blockchain para cualquier otra cosa que no sea para aplicaciones internas.

No obstante, blockchain se considera una tecnología fundamental que proporcionará la base para un cambio de paradigma fundamental, particularmente cuando se mira a través de la lente de los servicios financieros. Compuesto por componentes de tecnología ya existentes, blockchain es una Tecnología de Contabilidad Distribuida (DLT) con una copia de los datos, que no es ejecutada en una única entidad o jurisdicción. Estas diferentes jurisdicciones plantean preguntas y desafíos interesantes en torno a la legislación, la regulación y la privacidad de datos en todo el mundo debido a la ausencia de marcos legales referidos a la privacidad de datos.

Hay casos concretos de tensiones entre las regulaciones referidas a la privacidad de los datos y la tecnología blockchain, como por ejemplo el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la Unión Europea (UE). LA GDPR plantea la centralización de los datos, mientras que blockchain recurre explícitamente a su descentralización.

Otro punto de la GDPR que entra en conflicto con blockchain tiene que ver con la inmutabilidad en la que se basa ésta última; para la que la eliminación o modificación de datos (presente en los principios de la GDPR) se da sólo en circunstancias excepcionales.

¿Cómo puede usarse blockchain respetando la privacidad de los datos?

Aunque existen ciertas preocupaciones sobre si las regulaciones de datos, como GDPR, deben revisarse para tener en cuenta los avances que proponen tecnologías como blockchain, estas tensiones no son insuperables.

Blockchain es una tecnología que tendrá un impacto significativo en toda la industria y ya ha identificado beneficios concretos para las Regulaciones de Protección de Datos de los siguientes modos:

Responsabilidad: ¿quién accedió a los datos y cuándo ocurrió?
Compliance de las obligaciones del Data Controller
Mayor control de los interesados ​​sobre sus datos personales
Una tecnología que permite un mayor intercambio de los datos

En conclusión, si bien blockchain puede generar ciertas contradicciones respecto del uso de los datos, esta tecnología llegó para cambiar el modo en el que se hacen muchas cosas: crear aplicaciones, brindar seguridad y compartir información. Es cuestión de que la legislación no descuide el bien común pero se adapte a un mundo cada vez más dinámico e innovador.

 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉