Así educan a japonesitos

Japonés

Kléber Barragán, periodista, Guayaquil

Japón está probando el plan educativo ‘Cambio valiente’, el alumno habla cuatro idiomas, sabe tecnologías, lee 3 libros por semana, respeta los valores…Podemos tomar ejemplos de Japón, que formaliza un nuevo sistema educativo; el “viejo” era muy bueno y este nuevo es tan revolucionario que forma a los niños como ciudadanos del mundo, no como japoneses, solo.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Japón está probando un revolucionario plan piloto llamado ‘Cambio valiente’ (‘Futoji no henko’) basado en los programas educativos Erasmus, Grundtvig, Monnet, Ashoka y Comenius. Es un cambio conceptual, entender y aceptar diferentes culturas y conseguir horizontes globales, no nacionales.

El programa de 12 años está basado en cero materias de relleno, cero tareas, solo tiene 5 materias: 1.°) Aritmética de negocios con operaciones básicas y uso de calculadoras financieras; 2.°) lectura, empiezan leyendo una hoja diaria del libro que cada niño escoja y terminan leyendo un libro por semana; 3.°) civismo, entendiendo este como el respeto total a las leyes, las normas de convivencia, la tolerancia, el valor civil, la ética, el altruismo, a la ecología y medio ambiente; 4.°) computación (office, internet, redes sociales y negocios online); 5.°) idiomas, unos cinco alfabetos, culturas, religiones entre japonesa, latinas, inglesa, alemana, china, árabe y visitas socializadoras de intercambio en familias de cada país durante el verano.

¿Cuál será la resultante del programa?, jóvenes que a los 18 años hablan cuatro idiomas, saben cuatro alfabetos, cuatro culturas, son expertos en uso de computadoras, celulares, tecnologías de herramientas de trabajo, leen 52 libros cada año, respetan las leyes, los deberes y derechos, la naturaleza, la convivencia; manejan la aritmética de negocios y finanzas. ¡Contra ellos van a competir nuestros hijos! ¿Y quiénes son nuestros hijos?, ciertos chicos que saben más de chismes de farándula, memes, fútbol, moda, nombres y vida de artistas y famosos; pero casi nada de historia, literatura, matemáticas; hablan solo español más o menos o algunos inglés, tienen pésima ortografía, pocos leen libros, no saben sumas de quebrados, copian en los exámenes, burlan las normas a los ojos de padres, educadores, autoridades.

Chicos que pasan más tiempo viendo tonterías en internet, redes sociales, televisión, viendo fútbol; que estudiando sin comprender y por ello creen que un futbolista es superior a un científico. Chicos zombis del iPhone, Android, las tablets, el skate, el Instagram, los chats, videojuegos que atentan a la educación, autoestima, salud, relaciones con la familia, promueven egoísmo. (O)


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉