7 mitos/hitos de Pokémon Go tras arribar a Chile y Latinoamérica

 

El pasado miércoles 3 de agosto se liberó por fin la aplicación por la que muchos esperábamos en Latinoamérica. Un videojuego que utiliza el concepto de «realidad aumentada», algo que no es nuevo, sin embargo, de la mano de la franquicia Pokémon ha sido furor en todo el mundo.

Chile no sería, por supuesto, la excepción. Tras descargarlo desde la Play Store, en mi caso, mientras estaba en mi horario de oficina, empecé a jugar y mis colegas poco a poco se iban acercando, motivados por todo lo que en las semanas previas se había visto alrededor del orbe. Risas, sarcasmo y mufas son sus primeras impresiones. Hasta mi jefe terminó al lado mío diciendo que quería bajarlo para su hijo y todos -con ese mismo sarcasmo- supusimos haberle creído…

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Sugerimos:

Pokémon GO ya está disponible en Chile.

Pokémon Go no llegará a Venezuela

Nintendo podría sumar hasta 82 millones de ‘pokeadictos’ en México

«Ash» ha sido el protagonista histórico de la serie animada. Un niño que se decide a ser el mejor entrenador Pokémon del mundo y así parte de su natal pueblo llamado Paleta a la aventura, junto a un grupo de amigos que irá cambiando con el correr de las temporadas y, por supuesto, junto a su inseparable mejor amigo Pikachu: el personaje probablemente más conocido de esta saga. La misma lógica han seguido los múltiples videojuegos de Nintendo, por eso Pokémon Go nos lleva a otro nivel: nosotros somos el entrenador que debe atraparlos a todos y conocer a muchos amigos en el trayecto: mi «pueblo» se llama Providencia y desde aquí comenzó mi propia aventura. Y desde allí logré establecer estos siete mitos y a la vez hitos que dan razón de ser a esta columna:

  • Pokémon Go es un juego para niños:

Al conocer el planteamiento original de la historia nacida en Japón y extrapolarla al videojuego que hoy me hace escribir estas líneas, diría: «sí, es para niños», pero si lo pensamos solo unos segundos más… esos niños que vimos la primera temporada o que jugaron los primeros videojuegos RPG, fueron infntes hace 20 años. Es decir, el alma de niños sigue allí, pero ahora tenemos trabajos y, por ende, poder adquisitivo lo que nos permite tener un teléfono móvil con las características necesarias para que la app funcione y, por supuesto, un plan de internet móvil para lograr atraparlos a todos.

pokemongoargentina

  • Los gimnasios chilenos están custodiados por tramposos:

Sí, salí de la oficina un rato a cazar pokémones -autorizado, eso sí- y a parte de conocer cómo funcionaba: avanzar hasta una poképarada para poder interactuar con ella. Mi primer destino fue el Automóvil Club de Chile donde obtuve mis primeras pokébolas, elementos indispensables para capturarlos. Asimismo ya divisé a otros jugadores en duplas buscando sus primeras especies, abandonando su casa calentita y enfrentando el invierno en Santiago con esta nueva experiencia que da un giro rotundo a la hasta ahora enclaustrada industria de los videojuegos. Dentro de todo lo que fui aprendiendo estos primeros días, noté que los gimnasios están siendo custodiados por entrenadores con pokémones de niveles exorbitantes para recién haberlo instalado. Luego leí en grupos de Facebook especializados que muy probablemente esos jugadores falsearon su GPS para poder atrapar muchos pokémones en poco tiempo o simplemente se descargaron la app «a la mala» y han estado dándole experiencia a sus criaturas desde el lanzamiento original. Qué hacer ante esto: dos opciones, denunciarlos y esperar baneos de Niantic o simplemente seguir mejorando tú nivel y el de tus pokémones. Tú elijes.

Screenshot_20160808-043316

  • Es una estupidez salir a buscar criaturas digitales pegado al celular:

Probablemente lo sea. Pero los 20 millones de celulares en Chile, más que nuestra (indeterminada) población nos indica que Pokémon Go no es el inicio de esta adicción al teléfono móvil. Cuenta en tú grupo de amigos, en el trabajo quién no tiene Facebook: seguro son los menos. Qué haríamos sin WhatsApp para hablar con la familia. Cómo nos informaríamos más allá de los medios tradicionales sin Twitter… Ahora sí, son criaturas digitales, pero tras avanzar en el Candy Crush, ¿había algún ser humano detrás?

pokemon chile ok

  • Es hora de reírse de los ñoños de Pokémon:

No me quejo de las burlas. Siempre he sido el ñoño: en el colegio, en la universidad y hasta en el trabajo. He aprendido a convivir con las risitas, con el bullying y con el desprestigio por disfrutar de lo que me gusta. Ver animación japonesa, preferir ir al pre-estreno de una película antes que salir a beber, escuchar música en idiomas orientales: ¿por qué no habría de salir a cazar pokémones?
Screenshot_20160804-002934

  • Pokémon Go sacó a los gamers de sus habitaciones:

Otro prejuicio eterno para con los gamers es que pasan muchas horas metidos en sus «cuevas» jugando. Puede que sea verdad, depende del caso. Lo cierto es que Pokémon Go en particular rompió el paradigma: si quieres subir de nivel, ganar experiencia, capturar nuevas especies de pokémones ya no debes quedarte jugando en maratón. No, debes salir, hacer ejercicio e inclusive atraverte a entablar diálogo con desconocidos que también tienen el mismo objetivo: divertirse con esta nueva experiencia de juego. ¿Puede eso ser negativo?

Screenshot_20160805-231756

  • Ser entrenador Pokémon: mucho más que solo «atraparlos a todos»:

Atraparlos a todos es el slogan de la franquicia. Esta versión del juego tiene a las primeras 250 criaturas de un total de 721 especies, dispersas por el mundo. Sin embargo, aunque es entretenido quizás poder tenerlos a todos en tu Pokédex (que hoy en día sería tu móvil) realmente no es el único objetivo del juego. Para ser un verdadero Maestro Pokémon debes entrenador a tus criaturas. Debes hacerles ganar poder e inclusive debes atrapar especies repetidas para después transferirlas: a cambio te llegarán caramelos que servirán más tarde para hacerlos evolucionar.


pokemongo-todosScreenshot_20160807-132115

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • La fiebre llegó para quedarse:

¿Cuánto tiempo estaremos los chilenos cazando pokémones? Quizás sea una moda mediática. De hecho lo es. Una franquicia de 20 años que remueva cualquier mercado no podría evitar serlo y los chilenos, para qué estamos con cosas, nos gusta ser virales y seguir tendencias sobre todo norteamericanas, pues allí partió todo. Pocket Monster, su nombre original en Japón, no fue éxito de ventas en 1996, pero al llegar a Estados Unidos todo cambió. Así nacieron las siguientes generaciones de videojuegos, la serie animada y múltiple merchandising asociado. Todo ello hizo que Pokémon Go invadiera no solo nuestros teléfonos, sino también nuestro entorno y hasta nuestras conversaciones.

Gamers play with the Pokemon Go application on their mobile phone, at the Grote Markt in Haarlem, on July 13, 2016. / AFP PHOTO / ANP / Remko de Waal / Netherlands OUT

 


yoperfilPor Guillermo Rodríguez, periodista y editor de Opinión en América Retail. Co-creador y editor periodístico en Multifan.cl: canal de YouTube dedicado a la cultura pop en Santiago de Chile. Aficionado al anime, el J-Pop, Netflix y a todo lo que tenga capítulos y temporadas. Analista de medios de comunicación en Litoralpress.

 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here