Tendencias y cambios en la industria de gran consumo post-COVID

Omnicanalidad Mano de hombre Conexión

Tras consultar más de 400 empresas ubicadas en 40 países, la consultora ha desarrollado un importante estudio que muestra los cambios que ha experimentado la cadena de suministro del Gran Consumo, pero sobre todo habla de los desafíos y retos que enfrentará, donde la automatización y digitalización de los procesos son relevantes.

Las cadenas de suministro de todo el mundo se han visto sometidas a una presión extrema durante los años 2020 y 2021 debido a la crisis del Covid 19 y por eso se hace fundamental entender la magnitud y profundidad de esos cambios y las oportunidades que se han abierto para las empresas.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En este sentido la Digitalización, el Internet de las Cosas, la Robótica son tendencias que están presente y que, sin duda, se irán fortaleciendo en el contexto actual. Con la finalidad de entender este nuevo escenario, Miebach Consulting presentó la nueva versión de su estudio denominado Tendencias y Cambios en la industria de Gran Consumo post-COVID, estudio global sobre la cadena de suministro en el sector del gran consumo.

Para conocer algunos de los aspectos abordados por este informe, sus principales conclusiones y los diferentes retos actuales y los enfoques utilizados por las empresas para cumplir con las crecientes exigencias del mercado, Logistec presenta un extracto con los principales puntos del Informe. }

LA CADENA DE SUMINISTRO DEL SECTOR DEL GRAN CONSUMO TRAS LA PANDEMIA

Este estudio evidenció que la pandemia del COVID-19 ha obligado a las empresas a adaptarse a una nueva realidad, teniendo que transformar sus estrategias a largo plazo y adelantando acciones que no tenían previsto realizar a corto plazo. “Por ejemplo, el 80% de los participantes afirmó que el COVID-19 había provocado que se trataran con anterioridad y se adelantaran las medidas para incrementar su resiliencia y un 76% las medidas enfocadas a mejorar su gestión de riesgos”, señala el informe.

También hay otros aspectos que ya eran relevantes antes de la pandemia y que ahora todavía lo son más, como la digitalización o el e-Commerce (el 74% de las empresas participantes ha dejado constancia de su priorización de la implementación de estrategias de e-Commerce).

RETOS Y OPORTUNIDADES ACTUALES PARA LAS CADENAS DE SUMINISTRO

Una de las preguntas del cuestionario invitaba a los participantes a identificar los principales desafíos para sus cadenas de suministro, pudiendo dar hasta seis respuestas. Cabe destacar que hay bastante consenso entre los participantes y que de las opciones más votadas hay dos que no muestran ninguna novedad y que se refieren a los retos tradicionales de las cadenas de suministro: costos y servicio al cliente.

No obstante, el aumento de protagonismo del control y la planificación de la demanda (segunda posición en el ranking) es muy remarcable. Este cambio es una consecuencia directa de la incertidumbre provocada por el COVID-19 y de los cuellos de botella que se han generado en la producción mundial. Asimismo, los participantes coinciden en señalar que digitalización, automatización y estrategia e-Commerce son áreas desafiantes pero que presentan grandes oportunidades en la actualidad.

DIGITALIZACIÓN: LAS EMPRESAS PROGRESAN HACIA LA DIGITALIZACIÓN DE SUS PROCESOS

La transformación digital es el principal objetivo de las empresas según han mostrado los resultados del estudio de este año: en torno al 75% de los participantes afirma que ya ha implementado, está implementando o tiene previsto implementar tecnologías relacionadas con la automatización digital de procesos, el seguimiento (Track & Trace), las Control Tower o las analíticas de Big Data. Todas estas tecnologías digitales tienen como objetivo aumentar la visibilidad de los procesos y así poder adelantarse a la toma de decisiones.

En el otro lado de la moneda están las tecnologías emergentes que, aunque han hecho mucho ruido en el mercado y han creado grandes expectativas, a la hora de la verdad, siguen sin convencer a las compañías. Es el caso de la tecnología blockchain o la impresión 3D, que llevan ya cierto tiempo en el mercado pese a lo cual cuentan con un bajo nivel de implantación y que no han conseguido añadir el valor esperado a los procesos de las empresas.

Otras tecnologías, como por ejemplo los digital twin, han pasado el pico de expectativas sobredimensionadas y pasan ahora por un momento de corrección al que seguirá la consolidación para retos muy concretos. En general, hay que esperar que estas tecnologías se consoliden y analizar entonces su verdadero potencial.

RELEVANCIA DE LA DIGITALIZACIÓN 2022 VERSUS 2020

La consultora comparó los resultados de este estudio con los de la edición anterior, tomando en consideración la implementación de las medidas de digitalización (ya realizadas, en proceso o previstas), pudiendo observar que hay un aumento significativo de empresas que apuestan por las tecnologías relacionadas con la obtención y gestión de datos (Analíticas Big Data, Torres de Control).

La nueva normalidad tras el COVID-19 ha evidenciado la dificultad de gestionar una cadena de suministro larga y compleja, así como de retener al personal. En este sentido la digitalización es una herramienta muy eficaz, ya que permite reducir el riesgo a la hora de tomar decisiones y depender en un grado menor del factor humano. A las tecnologías de análisis de datos y automatización, se le une la Inteligencia Artificial: las empresas que tienen pensado comenzar a utilizar AI en sus procesos ha aumentado de un 24% a un 46% y los robots colaborativos también han subido considerablemente respecto a la edición anterior (15%).

SOSTENIBILIDAD: AVANCE LENTO PERO FIRME HACIA LA SOSTENIBILIDAD

Según el informe, las empresas están apostando por la sostenibilidad y alrededor del 66% de los participantes ha planificado o tiene previsto planificar acciones hacia una estrategia sostenible que reduzca su impacto medioambiental. De estas empresas, un 40% ya las ha implantado o está en proceso de implementarlas y el 60% restante lo hará a corto plazo.

La reducción de material de embalaje es la iniciativa en la que actualmente un mayor número de empresas está trabajando y la que cuenta con un mayor porcentaje de éxito de implantación (96%), mientras que el análisis de la huella de carbono de la cadena de suministro es la actividad que se ha desarrollado con mayor frecuencia.

En cuanto al índice de éxito en las implementaciones, la media se sitúa en el 85,5%, un índice superior al de otras iniciativas no relacionadas con la sostenibilidad pero en el que todavía queda cierto margen de mejora. Si nos fijamos en Europa, este porcentaje crece. En esta zona más del 80% de las empresas ha realizado un estudio para conocer su huella de carbono, por ejemplo. También se distingue la preferencia por reducir el impacto ambiental sobre la producción (89% de empresas) frente a la reducción sobre el transporte (60% de empresas). La realidad es que las empresas priorizan aquellas medidas relacionadas con la sostenibilidad que, además de suponer una mejora para el medio ambiente, incrementan también el nivel de eficiencia y/o los costes de la compañía.

AUTOMATIZACIÓN: EL NIVEL DE AUTOMATIZACIÓN SIGUE SIENDO VARIABLE SEGÚN LAS ÁREAS IMPLICADAS

El principal foco de las empresas sigue estando, según refleja el estudio, en automatizar procesos en el área de almacenaje. “Esto no es ninguna novedad y es una tendencia ya observada desde los años 90 y con beneficios contrastados”, señala el informe. El proceso menos automatizado, en tanto, es la carga y descarga de camiones, ya que los sistemas automáticos en este ámbito solo sirven para casos concretos, como por ejemplo transporte de productos entre fábricas, en cuyo caso se requieren camiones especiales no aptos para otras operaciones habituales. Los sistemas más flexibles también existen pero no cuentan con el mismo nivel de madurez ni están tan consolidados.

“Si comparamos los resultados de automatización actuales con los de hace dos años, vemos que según los participantes se ha producido un incremento del picking de cajas automático del 11%. Esto se debe a que los pedidos cada vez están más fragmentados y requieren más niveles de picking. El grado de automatización previsto en el área del picking unitario también ha crecido en los últimos años (9%), pese a que está operativa sigue desarrollándose de forma muy manual (43%). Esto es debido a que los volúmenes de picking unitario no son lo suficientemente elevados como para justificar una inversión rentable”, se desprende como conclusión en el estudio

OMNICANALIDAD: MÁS PROTAGONISMO DE LOS ALMACENES OMNICANALES

Al desglosar los resultados de la encuesta realizada por la consultora, el porcentaje de empresas que están, por ejemplo, utilizando marketplaces para distribuir los productos a sus clientes es del 28%. No obstante, centrándonos en el segundo tramo de respuestas se ve que la apuesta a un futuro inmediato es hacia las entregas directas (28% contra 19%).

“La mayoría de las empresas de Gran Consumo ya cuenta con el canal de distribución directo al consumidor (D2C). Es un canal que se utiliza para probar, por ejemplo, innovaciones, packs especiales o regalos. También se usa para poder interactuar directamente con el cliente y así conocer mejor sus necesidades y preferencias. En general este canal no está pensado para hacer la competencia a los retailers y no suele representar un volumen significativo”, se señala en el informe.

Otro aspecto destacable de analizar es el interés que tienen las empresas por establecer su estrategia de distribución en base a un almacén omnicanal. “Tradicionalmente, las empresas prefieren externalizar las ventas online, pero en esta edición el 71% de las empresas participantes ha manifestado optar por un almacén omnicanal versátil que le permita centralizar todos los pedidos a diferentes canales en un mismo sitio”, sostiene el estudio.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉