Consumidores mexicanos: auge marcas libres, descuentos y productos saludables

omnicanalidad mercado celular

Según la publicación del portal Yahoo!Style

A pesar de la disminución de las medidas sanitarias en México por la pandemia y la apertura al 100% de la capacidad en comercios, restaurantes, cines, tiendas departamentales y supermercados, en nuestro país todavía no se ha logrado un comportamiento de compras similar al de hace tres años.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Sin embargo, los supermercados no se dieron por vencidos. En 2021, el valor bruto de la mercancía vendida a través del canal moderno (hipermercados, supermercados y tiendas de conveniencia) se estimó en más de 20,000 millones de dólares, en donde las ventas en línea ganaron relevancia contra años anteriores. Por lo mismo, los principales jugadores de esta industria se apresuran a construir soluciones y capacidades duraderas para ser verdaderos actores omnicanal ante el surgimiento de empresas digitales de compra y delivery.

Dada la evolución continua del panorama en los supermercados, los minoristas mexicanos deben invertir para comprender los cambios del consumidor observados en los últimos dos años y los comportamientos y preferencias que perdurarán una vez que la pandemia retroceda.

¿Qué modificará el comportamiento de los consumidores mexicanos en 2022?

El comportamiento de los consumidores mexicanos seguirá en constante evolución, generando presión en los diferentes jugadores de la industria para adecuar sus propuestas de valor. El reciente reporte de McKinsey, «The State of Grocery Retail in Mexico», sugiere que el panorama mexicano de los supermercados será moldeado por cinco factores en 2022 y años posteriores:

Valor por el dinero

Los consumidores mexicanos tendrán como prioridad ahorrar dinero y cuidar sus presupuestos. Su decisión de compra se enfocará en precios bajos debido a que, a pesar de que se estabilizó su gasto, cerca del 78% de los mexicanos siguen sintiendo cierta presión económica —sobre todo consumidores de ingresos bajos y medios—. Los mexicanos en todas las clases sociales y económicas siguen con estrategias para ahorrar. Por ejemplo, 20% de los consumidores están comprando productos del hogar, cuidado del pelo y lácteos de marca libre.

Tiendas físicas en un mundo omnicanal

Las tiendas han recuperado la preferencia de los clientes por los altos costos de envío y falta de confianza en la calidad del servicio en línea, pero todo será parte de una nueva realidad omnicanal. La comodidad y la seguridad de las compras en línea y el delivery directo al hogar seguirán ahí y seguirán creciendo, sin ignorar que los compradores aún prefieren la atención personal en tiendas físicas.

Crecimiento de la venta en línea

El número de consumidores mexicanos que compraron en línea semanalmente aumentó 7% en 2021, en comparación con los niveles prepandémicos de 2020; de estos, 80% dicen preferir la entrega a domicilio (80%) sobre solo 29% de ellos que señala su preferencia por el modelo de online y pick-up en tienda.

El auge de los descuentos

Las cadenas de autoservicio enfocadas en bajos precios y descuentos, han logrado un alto nivel de penetración en México por sus propuestas de valor innovadoras y bien dirigidas. Productos más accesibles, la apertura a la compra de productos de marca libre y estrategias de promoción con descuentos agresivos están ganando terreno.

Hábitos más saludables

El mercado mexicano busca comer más saludable, comprar local y con conciencia ecológica. Están dispuestos a gastar más cuando se trata de productos orgánicos y con impacto positivo para su salud. Más de 50% de los consumidores dicen que es importante comprar productos de origen local y 65% está dispuesto a pagar más por productos más sanos y nutritivos, con especial interés en los productos enriquecidos nutricionalmente y bajos en azúcar (o sin azúcar añadida).

Ganadores y perdedores

Los supermercados en México se encuentran en un momento importante de su historia. La pandemia y la incertidumbre económica están obligando a distintos jugadores a revisar sus estrategias comerciales y operativas, y a acelerar sus transformaciones digitales. Para tener éxito en un mercado tumultuoso, las empresas tradicionales deben centrarse en su diferenciación competitiva, su innovación y su capacidad de defensa ante, por ejemplo, las start-ups que están levantando millones de dólares en sus rondas. JOKR es un reciente ejemplo de ello.

A medida que los consumidores mexicanos se integran a un mundo post pandemia, los ganadores y los perdedores en el sector estarán determinados por algo más que la escala física y tráfico de clientes en sus tiendas.

Los jugadores tendrán que escalar rápidamente sus capacidades de comercio electrónico, la transparencia de los productos en sus inventarios y la mejor selección de productos frescos y con impacto positivo al bienestar y medio ambiente, todo esto mientras trabajan en la mejora de sus capacidades operativas para garantizar la rentabilidad.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉