Vídeos cortos de TikTok, un material adictivo para el cerebro

Mano sosteniendo celular con publicidad de tiktok

Poco contenido en redes sociales tiene más gancho que TikTok. Se trata de un comportamiento que se le atribuye principalmente a su algoritmo que detecta de forma muy precisa qué le gustan a cada usuario. Y cuando ya vio ese vídeo de 15 segundos, tiene nuevas recomendaciones.

Si bien hay pocos estudios científicos todavía sobre el fenómeno TikTok, pero neurólogos investigadores de la Universidad Zheijang (China) se aproximaron ya con un primer trabajo publicado en agosto del 2021 sobre cómo actúa esta red social en el cerebro de sus usuarios para lograr una elevada adicción entre sus usuarios.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En una encuesta entre 208 personas de edades entre 17 y 31 años, encontraron 153 usuarios de TikTok, que son en los que se basó el estudio. La mayoría de ellos (67%) usaba la red social menos de una hora al día; el 30%, entre una y dos horas al día. Una pequeña parte de ellos, (3%) utilizó la aplicación más de dos horas al día.

La conclusión de este estudio, que se basó en neuroimagen de las áreas cerebrales, es que el algoritmo de recomendación de TikTok “es capaz de descubrir contenidos que regulan la actividad de un conjunto de subregiones de la red neuronal por defecto y del área tegmental ventral –donde se libera dopamina– para reforzar el comportamiento de ver vídeos”.

En resumen, el algoritmo de recomendación de videos de TikTok es un perfeccionado estimulador de producción de dopamina, un neurotransmisor que se libera en el cerebro cuando espera alguna recompensa, que pueden ser muchas cosas, incluido un corto vídeo de 15 segundos.

Las medidas de TikTok para controlar la adicción a sus videos

En estos momentos hay varios estudios en marcha sobre este fenómeno adictivo. Incluso la propia compañía es consciente de que una parte de sus usuarios está demasiado enganchada y que hay que tratar de remediarlo.

Al respecto, TikTok explicó que realizó algunos cambios destinados a reducir la utilización intensiva de su aplicación que hacen algunos jóvenes. Entre las medidas, la red de videos cortos impide que los usuarios de entre 13 y 15 años reciban notificaciones después de las 9 de la noche.

Entre las posibilidades para recuperar la atención en los jóvenes cabe la posibilidad de utilizar la propia tecnología, con la gestión de tiempo de pantalla que tiene el propio TikTok. También hay controles parentales que se pueden utilizar tanto en el sistema operativo iOS (Apple-iPhone) como Android de forma que se fijan los límites temporales de uso de determinadas apps.

El año pasado, The Wall Street Journal hizo una investigación para tratar de averiguar cómo sabe TikTok lo que impulsa a sus usuarios a ver determinados videos.

Para tratar de entender cómo actúa el algoritmo de recomendaciones, el diario creó más de 100 cuentas automatizadas –bots– que “vieron” cientos de miles de vídeos en la app. Según el rotativo, “la experiencia de TikTok comienza de la misma manera para todos, con una variedad de videos, muchos de ellos con millones de visitas”.

La app “toma nota de las señales sutiles, como el tiempo de permanencia en un video, para centrarse en lo que los usuarios realmente quieren ver”. Con el tiempo, las opciones fueron “menos convencionales, menos examinadas por los moderadores y, a veces, más perturbadoras”.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉