Nuestro cerebro utiliza sólo «25 segundos» para escoger alimentos

Interior de supermercado, estantería con productos, mujer con producto en las manos

El cerebro utiliza tan sólo 25 segundos para escoger los alimentos en el supermercado basado en la imagen, precio y ubicación de los mismos.

Esta semana fuimos con una amiga a comprar algunas cosas que necesitábamos al supermercado. Después de un tiempo aproximado de dos horas, nos encontramos finalmente pagando en la caja registradora.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Cuando vimos la cantidad de productos que cada una había escogido nos preguntamos por qué nos habíamos tardado tanto si estábamos comprando tan poco. ¿Te ha pasado lo mismo alguna vez?

Según Food Retail, aproximadamente el 60% del tiempo que pasamos en el supermercado lo dedicamos a caminar por los pasillos. Y tan sólo nos toma 25 segundos el escoger un producto de alimentación.

Otro dato interesante de las investigaciones realizadas sobre este tema es que cuando los compradores están buscando un producto visualmente no lo hacen de forma horizontal sino en zigzag. Además, el 89% de los consumidores escogen tomando en cuenta los gustos de su pareja, familia o incluso de sus amigos.

Factores que influyen en la decisión de compra

El tiempo que me tardo en escoger un producto depende de la marca, el precio e incluso la imagen o aspecto que este tenga. Por lo general me inclino más a escoger los productos que se encuentran más «a la vista,» es decir, al nivel de mis ojos.

Buena Imagen: Se trata de la forma en la que los consumidores identifican una marca. Es por eso tan importante que la imagen atraiga la atención del cliente y lo motive a tomar una decisión transmitiendo una sensación de calidad y confianza.

Ubicación del Producto: El 52% de la atención de un consumidor está dirigida a los productos que están frente a sus ojos. Incluso también influye en qué lugar del supermercado está ubicado el producto.

Fidelidad a las Marcas: Los consumidores tienden a presentar mayor fidelidad a ciertas marcas en la categoría de carnes y lácteos. Mientras que suelen estar más abiertos a probar nuevas opciones en la categoría de productos para el cuidado del hogar e higiene personal.

Precio: El tema del precio es relativo, ya que una persona puede inclinarse más a comprar productos premium de cierta categoría y más baratos en otras. Lo importante para las marcas es conocer el rango de precios que está dentro de las opciones del consumidor y su perfil socioeconómico.

Compañía: Por lo general cuando los padres de familia van al supermercado con sus hijos terminan comprando más productos de los que tenían pensado. Por otro lado, cuando van sólo con la pareja tienden a hacer compras de forma más cuidadosa y racional.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉