Cantar mejora nuestra «función cerebral»

cantar, mujer cantando

Según publica el portal La Mente es Maravillosa, desde hace varios años se sabe que cantar mejora la función cerebral. No solo fortalece el sistema respiratorio, sino que además se han encontrado que juega un papel importante en la prevención de afecciones graves, como la demencia. Así mismo, ayuda a liberar endorfinas, unas hormonas que nos hacen menos sensibles a los estímulos que suelen generar estados de ánimo de valencia negativa, como las pérdidas.

Ahora, un estudio de la Universidad de Helsinki encontró que cantar mejora la función cerebral en personas que presentan afecciones del habla, como la afasia. Además, de manera general también se encontró que ayuda a moderar determinadas pérdidas asociadas al envejecimiento.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Así, hoy tenemos evidencias de que el canto tiene consecuencias difíciles de imaginar o de identificar por la intuición: se trata de un campo muy prometedor. Actualmente, se están realizando investigaciones para saber más sobre una posible relación entre el canto y la enfermedad de Alzheimer.

Cuando uno canta se abre a las emociones que le traspasan y a la vez se mantiene conectado a las notas que quiere alcanzar para formar una melodía”.

-Mathias Malzieu-

La afasia y el canto

El estudio llevado a cabo por la Universidad de Helsinki fue liderado por el doctor Teppo Särkämö, que también es director del proyecto PREMUS, una investigación de largo recorrido que se centra en la afasia.

La afasia puede ser producida por un accidente cerebrovascular o un tumor cerebral. La identificamos en las personas que la padecen por su dificultad para comunicarse, tanto de forma oral como escrita. Esta enfermedad también puede afectar la capacidad para comprender lo que otros dicen o escriben.

Los científicos hicieron una prueba con 25 personas con afasia y sus cuidadores. Con estos voluntarios se formaron coros. Al aplicar una técnica conocida como “terapia de entonación melódica”, encontraron que los pacientes eran capaces de expresarse mejor. Se les pidió que cantaran aquello que querían locutar, en lugar de decirlo; así, se encontró que el cambio en su forma de expresión facilitaba precisamente esta expresión.

Cantar mejora la función cerebral

Los investigadores hicieron varias pruebas de resonancia magnética funcional a los pacientes con afasia mencionados como a personas de todos los rangos de edad. El objetivo fue el de establecer si cantar mejora la función cerebral en las distintas etapas de la vida.

Uno de los primeros resultados fue verdaderamente llamativo. Los científicos establecieron que las redes cerebrales asociadas al canto sufren menos cambios con el paso del tiempo que las redes asociadas al habla. En otras palabras, la capacidad de hablar se ve más afectada con la edad, que la capacidad de cantar.

El director de la investigación señaló que “cuando cantas, se activan los sistemas frontal y parietal del cerebro, encargados de regular el comportamiento, y se utilizan más recursos motores y cognitivos asociados al control verbal y las funciones ejecutivas”. Así mismo, señaló que las personas mayores que cantan presentan una mejor función neurocognitiva que aquellas que no lo hacen.

Resultados prometedores

En las investigaciones hechas por Teppo Särkämö y su equipo se ha encontrado que los miembros de los coros tienen mejores resultados en las pruebas neuropsicológicas. Así mismo, presentan menos dificultades cognitivas y mejores indicadores de integración social. Dicho de una manera sintética, el canto ha mejorado el funcionamiento de su cerebro y les ha otorgado mayor calidad de vida.

Participar en un coro pone en juego capacidades complejas, pero al mismo tiempo exige menos esfuerzo que el habla en algunos casos. Por eso, se cree que cantar mejora la función cerebral incluso en personas con alzhéimer. Esto ha llevado a dar un nuevo paso: ahora comenzará a investigarse el efecto del canto en este tipo de pacientes.

Las personas con Alzheimer tienen más dificultades, ya que ellos recuerdan canciones viejas, pero tienen grandes problemas para aprender nuevas letras y melodías. Aun así, los investigadores piensan que si se estimulan algunas redes cerebrales que se mantienen activas en ellos, podría lograrse un avance.

Es posible que ocurra lo mismo que sucedió con los pacientes afásicos. En ellos, no solo cantar mejora la función cerebral, sino que también ayuda a recuperarla. Aunque los resultados todavía pueden considerarse discretos, lo cierto es que se ha abierto un nuevo camino que se muestra bastante prometedor.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉