Volkswagen, Mitsubishi y Renault ya no traen autos de sus casas

Volkswagen mira a la Fórmula 1

Un barco con 4,000 vehículos de la marca Volkswagen –además de Porsches, Audis y Lamborghinis– provenientes de Alemania con rumbo a Norteamérica se hundió a finales de febrero. El suceso hubiera resultado un duro golpe para la filial mexicana, en un momento en el que los autos escasean debido a la crisis global de semiconductores, salvo por una cosa: Volkswagen ya no vende en México autos de manufactura alemana.

Hasta hace una década, el fabricante alemán importaba desde su país de origen el 10% de los autos que vendía en el mercado mexicano. Pero conforme reconfiguró su portafolio de producto, incorporando nuevos SUV, decidió introducir a México modelos provenientes de otros países proveedores como India o Brasil.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Hoy, los modelos de entrada que Volkswagen –como Vento, Virtus, T-Cross y Nivus– provienen de estos dos mercados. Los modelos intermedios, Jetta, Taos y Tiguan, son de manufactura local, mientras que los más grandes y costosos –Teramont y Cross Sport– vienen de Estados Unidos.

Volkswagen e India

India se ha vuelto un proveedor clave de vehículos Volkswagen en México. El sedán subcompacto Vento, que es el modelo más vendido de la marca en el país, se importa de India desde su introducción en 2013.

“Vento es nuestro modelo más vendido. T-Cross está tomando un volumen importante”, dice Edgar Estrada, director de la marca Volkswagen en México.

India es el mayor proveedor de autos para México. En 2021, los fabricantes importaron 116,572 unidades de ese país, de las cuales un tercio fueron modelos Volkswagen. Otros fabricantes que trajeron vehículos de manufactura india en 2021 fueron el Grupo Hyundai (Kia y Hyundai), Suzuki, Ford y General Motors, , según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz.

Un primer embarque de T-Cross espera en el puerto de Mumbai. (Cortesía)
Este año, Volkswagen también empezará a traer de ese país su SUV de entrada T-Cross, que inicialmente importaba desde Brasil. A finales de febrero, un primer lote de 1,232 unidades Volkswagen T-Cross salió desde el puerto de Mumbai, India, con destino a México.

La marca alemana no es la única que ha decidido prescindir de los modelos producidos en su país de origen a fin de tener una mejor estructura de costos y menores tiempos de entrega. Renault también ha seguido un camino similar.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉