Saks Fifth Avenue: ¿Por qué Grupo Sanborns ya no renovó la licencia en México?

  • Grupo Sanborns, propiedad de Carlos Slim, decidió no renovar el contrato con la marca de lujo. Analistas consideran que la oferta no era la más adecuada para el mercado nacional.

México es señalado por ser un mercado atractivo para las marcas de lujo, pero en los últimos años Saks Fifth Avenue no logró capitalizar esta tendencia. La marca, que Carlos Slim trajo a al país en 2006, ya no encaja en la estrategia de Grupo Sanborns que busca enfocarse en la rentabilidad. Debido a ello la empresa mexicana, que agrupa las tiendas Sears, Sanborns Café, Dax y iShop Mixup, decidió ya no renovar el contrato que le permitía operar la tienda de marcas de lujo en el país.

El acuerdo de Grupo Sanborns con Saks & Company consideraba la utilización del nombre Saks Fifth Avenue en tiendas departamentales en el país y la comercialización en las mismas de los productos y marcas registradas a nombre de Saks Inc. El contrato contemplaba un plazo inicial de 15 años con opción de renovación por 10 años más, a cambio de un pago anual de 500,000 dólares.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

“Pero ahora Grupo Sanborns necesita hacer una reestructuración financiera y no puede darse el lujo de renovar un contrato de una marca con esta magnitud por diez años más, como se contemplaba en el contrato”, declara Julián Fernández, jefe de análisis de Bursamétrica.

Para analistas consultados por Expansión, las razones detrás de la decisión de ya no renovar la licencia para el uso de la marca en el país responden a que los mexicanos que adquieren productos de lujo, lo hacen como parte de las «experiencias» que buscan durante sus viajes a otros países, como Estados Unidos. Esta también puede ser la razón por la que el grupo mexicano no expandió la marca, más allá de las dos tiendas que tuvo en Ciudad de México.

Grupo Sanborns agrupa los ingresos de esta marca junto con los de las tiendas y restaurantes Sanborns y las unidades de Dax. En el primer semestre del año facturaró 7,716 millones de pesos, que representan el 27.3% del consolidado de la empresa.

Carlos Hermosillo, analista independiente de consumo, opina que el grupo de Slim ofreció un informe “demasiado ambicioso” a la tienda de lujo, debido al público al que está orientado la cadena y las características demográficas de la población. “Me parece que un formato más tipo boutique hubiera acomodado mejor al nicho que ataca Saks, pero también deberíamos considerar qué es lo que buscaba la matriz de Estados Unidos, que entiendo intentaba replicar, tal cual, sus formatos tradicionales y no experimentar o tropicalizar en nuevos mercados”.

El golpe de la pandemia

El Covid-19 causó un fuerte impacto en la operación de las tiendas departamentales, y las de Carlos Slim no fueron la excepción. A casi dos años de la crisis, Grupo Sanborns reportó mejoras en sus ingresos durante el segundo trimestre de 2022, al generar ingresos por 14,691 millones de pesos, un alza de 22.6% respecto al mismo lapso del año pasado.

Para recuperarse de los estragos del confinamiento de 2020 y los primeros meses de 2021, la empresa de la familia Slim decidió cerrarlas tiendas menos rentables de todas sus marcas. En octubre de 2020 cerró de forma definitiva la tienda de Saks Fifth Avenue que se encontraba dentro de Plaza Carso para sustituirla por una unidad de Sanborns Home & Fashion.

En 2021 cerró una unidad Sears y una veintena de Sanborns. En el primer semestre de este año, la empresa bajó la cortina de otras 11 tiendas Sanborns en México y tres en Centroamérica. Grupo Sanborns anunció en agosto, en un evento relevante enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, que no renovaría la licencia con Saks Fifth Avenue, lo que significará el cierre de la tienda de Santa Fe.

En México, como en el mundo, las tiendas de Saks Fifth Avenue ofrecen productos de marcas como Manolo Blahnik, Christian Louboutin, Tom Ford, Givenchy, Kenzo, Prada, por mencionar algunas. La tienda de Santa Fe tenía un piso de ventas de 13,107 metros cuadrados.

“El tamaño de las tiendas y la variedad de la oferta de productos eran demasiado grandes para el mercado mexicano, y una estrategia mucho más selectiva quizá hubiera funcionado mejor”, dice Hermosillo.

La empresa aún analiza qué ocurrirá con el espacio que ocupaba la tienda dentro del centro comercial Plaza Santa Fe.

El mercado de productos de lujo en México alcanzará los 2,990 millones de dólares en 2022, con una tasa de crecimiento anual compuesta (GARG) de 1.82% anual hasta 2027, de acuerdo con proyecciones de Statista. La consultora detalla que el segmento más grande del mercado es el de cosméticos y fragancias, con un volumen de mercado de 1,030 millones de dólares. En tanto, el 6.6% de los ingresos totales de este año se generarán a través de las ventas en línea.

Por ahora, en la tienda oficial online de Saks Fifth Avenue ya se ofrecen envíos a México. “Hacemos que sea fácil comprar desde México con todos los precios en pesos mexicanos, aranceles e IVA calculados al finalizar la compra, bajas tarifas de envío internacional y gastos de envío garantizados, sin cargos adicionales en el momento de la entrega”, se lee en la web.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉