México: ¿En qué gastamos más los mexicanos en Navidad?

Con la llegada de la Navidad llegan las compras, los regalos, el arbol y la cena, a esto las empresas buscan  reactivar sus ingresos de una forma inteligente.

De acuerdo con el estudio Compras de Navidad 2019 hecho por Deloitte México, un alto porcentaje de mexicanos tiene la prioridad de la cena de Navidad y Año Nuevo, antes que la compra de regalos y ropa.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

El estudio se obtuvo aplicando una encuesta a 1,507 personas de distintos niveles socioeconómicos y edades en países como México, Argentina, Colombia, Costa Rica y Perú. En Latinoamérica mientras que 30 por ciento de los consumidores cree que su situación es mucho mejor o un poco mejor que hace un año y 27 por ciento dice que permanece igual, un mayoritario 43 por ciento considera que es peor que 12 meses antes, aunque 15 por ciento de este grupo vislumbra alguna mejoría.

En México, las cenas de Navidad y Año Nuevo son prioridad para el 32 por ciento de la población, por encima de mejoras y reparaciones a la casa 22 por ciento, la ropa 18 por ciento, los regalos navideños 15 por ciento, los viajes 4 por ciento, electrónicos en 4 por ciento y otros 5 por ciento.

“Lo que vemos es que la gente en México y en los demás países de Latinoamérica perciben que la economía familiar está estancada o ha empeorado respecto al año pasado. Eso ha traído como consecuencia que los consumidores estén pensando en gastar menos en sus regalos y compras de Navidad y Año Nuevo en comparación con el año pasado, lo cual tiene una afectación directa en el consumo del país porque la gente estaría gastando menos”, asegura Erick Calvillo, Socio Líder de la Industria de Consumo de Deloitte México.

La percepción de esa decadencia en la economía ha repercutido en los patrones de compra de los consumidores, quienes ahora buscan las mismas marcas, pero bajo el esquema de outlets para ahorrar dinero, entre otros comportamientos.

Compras de Navidad 2019 hecho por Deloitte México, sirve como una plataforma de impulso para conocer el comportamiento de los consumidores y diseñar una estrategia para aminorar la distancia que éstos están generando con los grandes almacenes del país.

Una de esas estrategias debe enfocarse en la manera en que se relacionan con su perfil de compradores a través de las plataformas digitales como el e-commerce y las redes sociales.

“Si bien la compra en tiendas físicas sigue siendo la predilecta para los consumidores, hemos visto un incremento en intención de compra en el comercio electrónico. Por lo tanto, creemos que los grandes almacenes pueden tener una gran ventaja sobre estos outlets porque, por lo menos en el caso de México, las dos grandes departamentales han hecho bien las cosas. Han creado sus páginas y aplicaciones, y la gente cada vez más se está mudando a e-commerce”, analiza Calvillo.

Sus grandes oportunidades están en mejorar la experiencia en línea del cliente, como que su mercancía llegue a tiempo, correctamente y que su información personal y bancaria no esté comprometida.

Para cerrar el 2019, los mexicanos comprarán entre 1 y 3 regalos, en los que gastarán entre 15 y 30 dólares por cada uno, una cifra que podría incrementarse de recibir más beneficios por parte de las tiendas departamentales.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉