Los planes de DiDi Food para incluir 50.000 restaurantes en dos años

App de Didi Food

DiDi Food cumple dos años en el mercado mexicano. La plataforma de entrega de alimentos a domicilio se ha convertido en el retador de firmas como Uber Eats o Rappi, y su oferta avanza, pese a las condiciones de exclusividad que mantenían algunos restaurantes a su llegada al país.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

“Tenemos la base de restaurantes más grande del país, con más de 50,000 restaurantes que se conectan todos los días [a la plataforma de entrega de alimentos]. DiDi nunca busca atar [a los locales], ya que siempre hemos estado a favor del libre mercado”, dice, en entrevista, María Pía Lindley, directora general de DiDi Food México.

A finales de diciembre de este año, la firma tiene planeado cubrir 70 ciudades del país. Además, un 30% de los usuarios que utilizan la plataforma son nuevos comensales que utilizan por primera vez una aplicación de este tipo.

En la actualidad, 85% de los restaurantes que se encuentran en la plataforma son pequeñas y medianas empresas (pymes), mientras que 40% de estos negocios aseguran que esta es la primera vez que suman tecnologías de delivery a su operación; además, sólo entre un 20 y 30% de los restaurantes del país tienen alguna aplicación de entregas a domicilio, que contrasta con el 80% de este rubro en el mercado asiático, explica María Pía Lindley, quien cree que las oportunidad en México aún es muy grande y podría llevarles, en el futuro, a duplicar el número de locales en su sistema.

“Nosotros estamos buscando ir por todas partes, queremos llegar a todas partes, que no haya restricción geográfica ni de presupuestos y que esto sea para todos”, dice la ejecutiva peruana.

Uber Eats, competidor de la plataforma de origen chino, cuenta con 40,000 restaurantes registrados en más de 70 ciudades en donde opera en la República Mexicana, con más de 2 millones de platillos en su oferta.

El reto que ha enfrentado Didi Food es el de apoyar a los restaurantes que no estaban preparados para extender su oferta a las entregas a domicilio y que han requerido asesorías para digitalizar su menú u ofrecer ofertas personalizadas en cada localidad. “No es lo mismo vender a puerta de calle que en un aplicativo”, dice la economista.

La empresa ha trabajado por ofrecer una de las tarifas de servicio más bajas del mercado y llegar al mayor número de restaurantes que existen en la calle, para evitar que el segmento delivery fuera visto como un lujo.

La firma aprende de las rutinas del comensal mexicano, que transfiere este conocimiento a los restaurantes, para que puedan adecuar su oferta y beneficiarse de la demanda del mercado. “Hay muchísima información que transmitir y cómo hacer eso escalable es el reto mayor que estamos teniendo”, dice Lindley.

El detonante

María Pía Lindley nació en Perú y estudió Economía en la Universidad del Pacífico. Sus primeros años de carrera transcurrieron en la industria bancaria y su maestría en la Universidad de Chicago se enfocó en Administración de Negocios.

Desde hace 5 años, María Pía vive en México, mientras que DiDi Food va a cumplir 3 años, en donde participó en el negocio de transportación y en diciembre pasado fue nombrada directora general de la plataforma de entrega de alimentos.

La pandemia por Covid-19 fue un detonante para el crecimiento actual de esta firma de entregas. “Ha sido un reto grandísimo, pero muy recompensante”, dice Lindley, al referirse a los momentos que vivió durante la empresa durante la emergencia sanitaria.

Didi Food siguió la evolución del SARS-Cov-2 desde su aparición en China y le permitió entender la forma en que debía operar, así como beneficiar a todos los actores en su ecuación de negocios: comensales, restaurantes y repartidores, aunado al apoyo de diversos grupos en la sociedad mexicana, como fue el personal médico.

“La pandemia quitó la barrera de la adopción o del temor a la tecnología”, dice la directora general de DiDi Food.

María Pía recuerda que los negocios de alimentos comenzaron a solicitar la llegada de la plataforma a nuevas ciudades, ya que las restricciones sociales habían elevado la demanda de entregas a domicilio.

“México es el mercado más grande de Latinoamérica de habla hispana, por mucho, lo cual implica muchas oportunidades”, dice la ejecutiva peruana, quien refiere que desde el inició de la pandemia 180,000 personas se conectaron a la plataforma para hacer entregas y generar ingresos.

Hoy, María Pía observa el panorama actual y cree que tendencias como las dark kitchens, que son locaciones cerradas que han decidido ofertar sus productos y competir con otras marcas de alimentos a través del mundo digital, pueden ser el motor de un crecimiento más amplio en la oferta y sus servicios.

“Las dark kitchen tienen mucho foco en calidad, precio y empaque. Están cambiando las reglas del negocio”, dice.

Regulación y contratación

Uno de los temas que más polémica han causado es si las plataformas de entregas a domicilio deben contratar a los repartidores. En este sentido, DiDi Food ha iniciado un programa de aportaciones voluntarias al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que intenta atender las necesidades de estos usuarios.

DiDi Food ha descubierto que más de 80% de las personas repartidoras se conectan menos de 20 horas al día, lo cual muestra que la mayor parte realiza otras actividades además del reparto. Cerca de 80,000 repartidores se encuentran suscritos a la plataforma de DiDi Food.

En cuanto a la regulación, María Pía cree que se debe buscar la mejor opción para los involucrados en el negocio del reparto de alimentos, para que se dé un equilibrio de costos y oferta.

Como economista, María Pía se siente entusiasmada de mirar la economía digital de forma cercana. Recuerda que su contacto con los restauranteros y repartidores le han permitido observar un negocio pujante.

Recuerda que alguna vez habló con el dueño de un restaurante y descubrió que el empresario había sido antes repartidor de DiDi Food, y la oportunidad de negocio la descubrió a partir de su experiencia en la plataforma.

“Así operan los mexicanos: son inventivos, creativos y con ganas de salir adelante. Justo ahora que lo pienso me emocionó, porque me digo que bonito es tener la plataforma en la que suceden estas cosas”, dice Lindley en el segundo aniversario de la llegada de la firma a México.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉