La innovación impulsa metas de sustentabilidad de Coca-Cola

  • Como parte de su compromiso global, la compañía quiere ayudar a resolver la problemática de la gestión de los residuos, mediante acciones como el rediseño de sus envases de PET reciclable.

Según publica expansion.mx La sustentabilidad es uno de los pilares de Coca-Cola y se ha convertido en el motor para las acciones que ejecuta en pro del ambiente y las comunidades en las que opera. Desde 2018, la compañía ha colaborado con otras empresas, gobiernos y la sociedad civil, para cumplir los objetivos de #UnMundoSinResiduos.

Entre otras acciones, dicha estrategia global establece la recuperación del 100% de los envases de sus productos en el mercado rumbo a 2030, además de que estos sean completamente reciclables y se fabriquen con, por lo menos, 50% de PET reciclado


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Como afirmó Pedro Abbondanza, vicepresidente de Marketing en Coca-Cola México, en la actualidad ya recolectan seis de cada 10 envases en el país, aunque la meta a largo plazo es hacerlo en su totalidad.

La empresa de alimentos destaca por ser el principal reciclador de PET grado alimenticio en América Latina. Esto es posible a través de las plantas PetStar e Industria Mexicana de Reciclaje (IMER) que, en conjunto, procesan más de 85,000 toneladas de dicho material plástico al año.

De igual manera, Coca-Cola mantiene el proceso de innovación y desarrollo en constante avance, pues aunado a evitar la generación de residuos, el esfuerzo se ha enfocado en el diseño de sus envases.

Ejemplo claro de ello es la renovación de la botella de Sprite, que evolucionó del clásico tono verde a PET transparente, conservando su fresco sabor a lima-limón. La razón detrás de este cambio es permitir que el material se integre con mayor facilidad a la cadena de reciclaje de la compañía, al no tener color.

“La transparencia de los materiales plásticos mantiene un efecto en su valor post consumo. Hay tres razones sencillas relacionadas con el proceso de reciclaje: el PET transparente se puede reutilizar, emplear de diversas formas e incluso convertirse en otra botella o en otros productos” aseguró Abbondanza.

El directivo agregó que al reciclar plástico pigmentado, como era el caso de los envases de Sprite y Ciel hace un par de años, únicamente se obtiene materia prima de color oscuro, lo que limita su uso posterior y disminuye la eficiencia del proceso para originar nuevos empaques.

De igual modo, cuando el plástico se recolecta, es separado por color y por tipo (rígido y flexible, botellas o láminas, entre otros). El PET transparente ayuda a simplificar su clasificación, lo que ya no implica costos y tiempos adicionales en toda la cadena de valor de la industria del reciclaje.

“El empaque transparente de Sprite presenta la identidad visual renovada de la marca, claramente audaz y moderna, la cual comprende la distintiva etiqueta verde, con un nuevo uso y a gran escala, ya sea el logo en blanco o negro”, explicó el vicepresidente de Marketing en Coca-Cola México.

Como resultado, la etiqueta constituye un sistema de empaque que se utiliza en toda la marca, con la finalidad de informar a los consumidores las opciones disponibles con respecto al azúcar: el color blanco hace referencia a la oferta de refrescos con azúcar y el negro representa sin azúcar.

En resumen, dijo Abbondanza, la nueva botella transparente de Sprite es una prueba contundente del compromiso de Coca-Cola con la construcción de #UnMundoSinResiduos, que comprende todo el ciclo de vida de los envases, desde su diseño y fabricación, hasta el proceso de reciclaje y reutilización.

“Con la campaña #TransparenteEsElNuevoVerde, el objetivo es conectar con las diversas audiencias de Sprite (Generación Z, Organizaciones No Gubernamentales, activistas, stakeholders y comunidades locales), para generar conciencia de que todos podamos ser parte del cambio a favor de la sostenibilidad”, concluyó.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉