Kellogg’s fue sancionada en México

Logo Kellogg’s

La multinacional de alimentos Kellogg’s ha sido sancionada por autoridades mexicanas que mantienen inmovilizadas 380.000 cajas de cereales por incumplir normas de etiquetado sobre exceso de calorías y azúcares, informó este martes el organismo de defensa del consumidor del país.

«Al día de hoy [martes] siguen inmovilizados y van a seguir inmovilizados porque tiene problemas de etiquetas», dijo a la AFP Jesús Montaño, portavoz de la Procuraduría Federal de Consumidor (Profeco) de México, entre los países más afectados por problemas de sobrepeso y obesidad en el mundo.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

«No pueden comercializarlos así», agregó.

Las cajas de Corn Flakes, Rice Krispies y Special K. fueron incautadas en «75 puntos de venta, pero la inmovilización más fuerte se hizo en un centro de distribución de Kellogg’s en Querétaro (centro de México)», añadió el funcionario.

Los productos inmovilizados omiten «sellos de exceso de calorías o azúcares añadidos» y presentan «leyendas o imágenes interactivas en productos con sellos de advertencia», detalló la Profeco en un comunicado difundido el pasado 14 de enero.

«La regulación nacional obliga a declarar la información nutricional con caracteres claros, visibles, indelebles y en colores contrastantes», agregó la institución.

La sanción provocó la reacción de Kellogg’s México.

«Nosotros proveemos información nutricional amplia y basada en ciencia, a través de las etiquetas» de los productos, indicó la empresa en un «aviso importante» que salta inmediatamente al ingresar a su página web.

En octubre de 2020 entró en vigor en México una normativa que obliga a las empresas a advertir si sus productos tienen exceso de azúcares o calorías o si no son recomendables para menores de edad.

También se prohibió el uso de dibujos en alimentos dirigidos al sector infantil.

Como resultado, en los supermercados, muchos productos alimentarios nacionales o de importación se venden con la etiqueta «exceso de azúcar», «exceso de sodio» o «exceso de grasa saturada» -y a veces con los tres sellos.

La medida busca atacar los altos índices de obesidad que existen en el país y generó en su momento críticas de la iniciativa privada.

El 70% de los mexicanos padece sobrepeso y casi una tercera parte sufre de obesidad, según datos del gobierno mexicano de 2016.

En octubre del año pasado, el gobierno también inmovilizó varias cajas de sopas instantáneas al señalar que incumplían con la norma de etiquetado.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉