Fusión entre AT&T y Discovery genera debate

Adulto y niño sentados viendo televisión con aplicaciones. AT&T y Discovery

La fusión entre AT&T y Discovery para crear a un nuevo gigante de contenidos de streaming vuelve a poner sobre la mesa el debate sobre si este tipo de resoluciones le compete a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) o al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Este año, se debe determinar la unión entre ambas compañías, que fue anunciada en mayo de 2021. Hasta ahora, Cofece es quién resolvería el caso. Por ello, el Instituto a cargo de Adolfo Cuevas ya reclamó ante Tribunales especializados la remisión del tema, pues considera que el mercado de streaming es de su competencia.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Los especialistas en competencia económica consultados coinciden en que la falta de claridad para determinar qué mercados le corresponde regular a cada organismo proviene de la misma reforma en materia de telecomunicaciones que se promulgó en 2013 para crear al IFT, quien está a cargo de vigilar que haya competencia en la radiodifusión, las telecomunicaciones y otorgar concesiones.

“Desde que se hizo la reforma, los abogados tenían la preocupación de que había situaciones que no eran fáciles de delimitar. Los temas de telecomunicaciones son muy amplios y es ahí donde debemos desmembrar qué tipos de actividades son propiamente de ese sector y la ley no lo establece con mucha claridad. Por ejemplo, la publicidad parecería que es de Cofece pero también hay publicidad en los medios de comunicación y estos temas le tocarían al IFT”, explica Lucía Ojeda, socia en la firma mexicana SAI Derecho & Economía y experta en competencia económica.

Hace dos años ambos órganos reguladores se enfrentaron para determinar a quién le correspondía avalar la fusión entre Uber y Cornershop, cuyo conflicto terminó en Tribunales especializados en competencia. Cofece terminó por resolver la fusión.

Para los especialistas consultados, el caso de la fusión entre el operador de telecomunicaciones y la compañía de contenidos audiovisuales debe ser analizado por ambos órganos autónomos. El IFT debe encargarse de revisar la parte de la concesión para evitar concentración, y la Cofece investigar si la unión de dichas empresas genera problemas de competencia para las OTT y la televisión restringida.

“Debería de haber una concurrencia, es decir, que las dos autoridades puedan autorizar los casos. Claro que ya a la hora de tomar determinaciones, si encuentran que hay un daño concreto en algún mercado o que se tenga que poner alguna condición específica, dependiendo la naturaleza de esa condición, resultaría más claro quién tiene facultades para imponer esa condición”, explica Elena Estavillo, excomisonada del IFT.

Víctor Manuel Frías Garcés, socio de la firma Greenberg Traurig y experto en temas de competencia económica, opina que los problemas entre la Cofece y el IFT, que han terminado en Tribunales especializados, provocan retrasos en las fusiones como, recordó, el caso de Uber y Cornershop que se resolvió en año y medio. Además genera costos para el Estado. “Su pelea por estos temas que están llegando a tribunales y todos estos procesos cuestan dinero”, dice.

¿Hay una falta de voluntad entre la Cofece y el IFT para trabajar juntos?

Si bien las confrontaciones que han tenido el IFT y la Cofece provienen de la falta de claridad en la ley, también, consideran los expertos, se debe a una disputa de poder al buscar legitimar sus atribuciones, pero deben comprender que la evolución de los mercados, especialmente los digitales, están provocando que sus facultades estén cada vez más cercanas.

Ojeda considera que este tipo de cambios vertiginosos en los mercados digitales pueden provocar que los agentes económicos se aprovechen de la falta claridad que hay en la ley y de la poca cooperación entre ambos organismos para generar problemas a la competencia.

“Parece irónico cómo las autoridades de competencia en el mundo están muy conscientes de la necesidad de colaborar. Hay acuerdos de colaboración internacionales, bilaterales y la Cofece tiene muchos acuerdos bilaterales con autoridades de competencia de otros países, y sin embargo no las tiene con el IFT. Aquí estamos en una situación muy absurda”, asevera Estavillo.

Unir fuerzas para fortalecer su autonomía

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha mostrado su desacuerdo con las labores de ambos organismos e incluso ha amenazado con desaparecerlos. Actualmente, ambos entes autónomos enfrentan un futuro incierto sobre su funcionamiento y un pleno incompleto que pondría en riesgo sus facultades.

Por ello, los expertos en competencia aseguran que la Cofece y el IFT deben trabajar en conjunto para defender su autonomía y fortalecer sus atribuciones.

“Estos organismos han probado su eficiencia y su valor precisamente cuando limita las facultades del Ejecutivo o cuando el Ejecutivo dice que no le toca algo a él y sí a un órgano regulador. Creo que deberían estar unidos para defender su autonomía y su existencia misma. Deben hacer un frente común para defenderse de este embate que pretende desaparecerlos”, apunta Frías Garcés.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉