El vino mexicano en los ojos del mundo

Copa y botella de vino, vino peruano

Hasta hace algunos años era poco común reunirnos entre amigos y llegar con una botella de vino en mano. A diferencia de la cultura europea, donde se bebe vino todos los días; entre los mexicanos esta bebida era reservada para ocasiones especiales o sólo para “conocedores”. Sin embargo, 2022 nos presenta una realidad muy distinta.

Los vinos de calidad producidos por las bodegas vitivinícolas y su consistencia en las campañas de promoción, han marcado el florecimiento de una industria sólida que representa bienestar social, económico y reconocimiento para nuestro país.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En los últimos cinco años se duplicó el consumo de vino de los mexicanos hasta alcanzar un litro per cápita. Contamos con 400 bodegas nacionales que cultivan 18 variedades de uva en 14 regiones vitivinícolas que incluyen estados poco conocidos como Jalisco, Chihuahua y hasta Hidalgo. Nuestra industria genera 500 mil empleos, lo que la convierte en la segunda fuente de empleo en el sector agrícola y tiene un valor de mercado de 2,468 MDD.

Esta relevancia del vino mexicano en estos últimos años ha sido avalada por una avalancha de galardones internacionales que han puesto a México en la conversación internacional.

Por ello, no es casualidad que México haya sido seleccionado por la OIV (Organización Mundial de la Viña y el Vino) como sede del 43° Congreso Mundial de la Viña y del Vino 2022, el evento más importante de la industria a nivel mundial que se realizará en Baja California del 31 de octubre al 4 de noviembre.

Durante una semana, nuestro país estará en los ojos del mundo y de los productores internacionales quienes podrán ver lo extraordinario de nuestros viñedos, y lo novedoso de la tecnología empleada en el campo y la infraestructura enoturística.

En este congreso se discutirá el futuro de la industria del vino en el mundo, a través de tres líneas de trabajo: cambio climático, sostenibilidad y mercado post Covid-19. En particular, estos temas son relevantes para nuestro país ya que tenemos la meta de ampliar en más de una tercera parte la producción actual de uva, a fin de que en 2031 contemos con más de 48 mil hectáreas.

Asimismo, se discutirán temas relacionados con la uva y sus distintas vocaciones como la uva mesa, las bebidas a base de vino, la uva pasa y la uva para brandy y se llevará a cabo la Expo Uva y Vino, un espacio de impulso a las cadenas de proveeduría, la generación de negocios y donde se presentarán las novedades tecnológicas, innovaciones y tendencias.

Estamos muy emocionados de presentar a los visitantes de todos los países productores el extraordinario programa que hemos preparado para ellos y estamos seguros que a partir de 2022 México será visto con nuevos ojos en la industria mundial: los de la calidad, la riqueza de nuestras regiones y como una de las grandes promesas para los próximos años.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉