¿Diste tarjetazo en el Buen Fin? Liverpool, Sanborns y El Palacio del Hierro vigilan tu deuda

Persona va a hacer un pago con unas tarjetas de crédito
  • Los consumidores tienen menos efectivo disponible para gastos fuera de los productos básicos. Para las tiendas esto supone un nuevo desafío para mantener la morosidad controlada.

Según publica expansion.mx El Buen Fin dio el banderazo de salida a la temporada de compras de fin de año. A partir de esta fecha, el tráfico de de los clientes incrementa en las tiendas, en busca de los regalos de intercambios, Navidad y hasta para el día de Reyes.

Aunque los compradores han sido bastantes resilientes ante las alzas de precios, y las cadenas como Liverpool, Sanborns y El Palacio de Hierro han logrado repuntar las ventas, el futuro podría tener algunos nubarrones, debido al panorama económico que se espera para el país durante el siguiente año.

Las departamentales no han escatimado en las estrategias para incentivar las ventas desde hace dos años, como los plazos para iniciar a pagar meses después de la compra y los meses sin intereses. Pero esto no ha impedido que las tiendas mantengan sus estrategias para evitar que sus clientes fallen en alguno de sus pagos.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Las empresas envían a sus tarjetahabientes recordatorios con las fechas límites para realizar sus pagos, y, en caso de retrasos, incluso de un día, los trabajadores de sus call centers se encargan de llamar para realizar acuerdos de pago con los dueños de los créditos, para evitar que pasen al lado de los deudores.

“Ha sido clave que hagan gestión activa de cobranza, siguiendo un poco el ejemplo de Elektra, aunque sin la agresividad de ésta”, dice Carlos Hermosillo, analista bursátil independiente.

Además de fortalecer sus estrategias de cobranza, Liverpool, Palacio de Hierro y más recientemente Grupo Sanborns, también lanzaron sus aplicaciones móviles, desde las que es posible realizar pagos.

Hoy el 45.9% de las compras en Liverpool se finiquitan con las tarjetas de la departamental. En el tercer trimestre del año, la cartera vencida de las tarjetas Liverpool a más de 90 días se ubicó en 2.7%.

Para Suburbia, las compras con tarjeta representan el 27% del total, mientras que de julio a agosto, la cartera vencida se elevó a 5.5%, desde el 3.6% del mismo trimestre del año previo, según los datos del último reporte financiero de la empresa.

Palacio de Hierro y Grupo Sanborns no detallan el porcentaje de ventas que se realiza con sus plásticos, pero sí destacan que con un mejor manejo del riesgo han logrado reducir el número de créditos que caen en impago.

“Van a mantener sus medidas. Están muy pendientes de la capacidad de pago del consumidor”, comenta Marisol Huerta, analista bursátil de Ve por Más. “Tienen muy bien medido esto, aunque eso no evita que con la cuesta de enero, el año próximo, haya uno que otro que no pague un mes”, añade la especialista.

Deudores a la baja

Desde la crisis sanitaria, las cadenas departamentales endurecieron sus estrategias de cobranza para evitar las deudas entre sus cuentahabientes.

2023: ¿el año de los clientes morosos?

Los analistas prevén que el próximo año los consumidores ajusten sus presupuestos y tengan menos efectivo disponible para gastos fuera de los productos básicos. Para las tiendas esto supone un nuevo desafío para poner a prueba las medidas antimorosidad que desplegaron desde la pandemia.

“Será una gran prueba para su estrategia. Sí vemos en los próximos seis meses que la morosidad se mantenga o incluso suba un poco, ya que hay que tomar en cuenta que 2023 va a ser un año retador para el consumidor y su poder de compra”, concluye Hermosillo.

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉