¿Cómo se verá afectada Latinoamérica por el conflicto Rusia-Ucrania?

La gasolina cara ralentiza el tráfico peatonal

La creciente tensión entre Rusia y Ucrania ya está teniendo consecuencias económicas a nivel mundial.

Este martes, el precio del petróleo alcanzó su valor máximo en siete años por temor a que la crisis interrumpa el suministro global. El barril del Brent, un referente internacional, llegó a los US$ 99,38.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El alza se debe, entre otros motivos, a las sanciones que Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea le están imponiendo a Rusia y que podrían afectar el suministro de crudo proveniente de este país.

Rusia es un actor clave en la producción de petróleo: es el segundo mayor exportador después de Arabia Saudita.

“Rusia distribuye uno de cada diez barriles de petróleo consumidos a nivel mundial (…). Realmente puede perjudicar a los consumidores en las gasolineras”, le explica a la BBC Maike Currie, directora de inversiones de Fidelity International y columnista del Finantial Times.

Las sanciones se están intensificando luego de que este lunes el presidente ruso, Vladímir Putin, decidió reconocer a dos zonas rebeldes del este de Ucrania —Donetsk y Luhansk— como “repúblicas independientes”.

Las potencias occidentales temen que esta declaración abra el camino a que las tropas rusas entren oficialmente en el este de Ucrania, país rodeado desde hace semanas por unos 190.000 soldados y artillería pesada de Rusia.

Entre las posibles medidas, Occidente también podría prohibir que países y empresas compren petróleo a grandes gigantes energéticos rusos, como Gazprom o Rosneft.

Si eso sucediera, diversos expertos anticipan que el precio del barril podría superar fácilmente los US$ 100 en los próximos días.

Pero ¿qué efectos tiene esta escalada de los precios del crudo en América Latina?


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉