Cómo ahorrar gasolina en tiempos de precios altos

La gasolina cara ralentiza el tráfico peatonal

El alza generalizada de los combustibles en occidente ha generado una tormenta perfecta dentro de los pisos de venta de vehículos. Ahora mismo un vehículo pequeño y ahorrador quizá sería la mejor opción para hacer frente a los incrementos en la gasolina que ya se nota en los precios de las bombas en Estados Unidos y Europa. Pero justamente ahora este tipo de modelos escasean en medio de una apuesta generalizada de los fabricantes de vehículos por SUV y pickups.

Los precios de la gasolina han registrado un alza inesperada desde que el presidente ruso, Vladimir Putin, invadió Ucrania hace dos semanas. Estados Unidos y otros países respondieron a la invasión con sanciones contra Rusia, incluidas prohibiciones o reducciones de las importaciones de petróleo ruso.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Esto generó un efecto inmediato en los principales indicadores de referencia –Brent y WIT– del precio del crudo, y un subsecuente incremento en los precios de las gasolinas. En Estados Unidos, el precio promedio nacional por un galón de gasolina es de 4.06 dólares, 45 centavos más en una semana y 1.30 dólares más que hace un año, según datos de la Asociación Americana de Automóviles (AAA, por sus siglas en inglés).

Incluso, los modelos eléctricos e híbridos, que ahora mismo pudieran representar una buena alternativa para hacer frente a los precios altos de los combustibles, también escasean en los pisos de venta. Los clientes enfrentan meses de espera antes de recibir sus vehículos eléctricos.

En México, el subsidio gubernamental contiene el alza en los precios de los combustibles. Hoy el promedio nacional de la gasolina regular es de 21.22 pesos por litro y de 23.01 pesos por litro para la gasolina premium, mientras que el diésel se ubica en 22.52 pesos por litro.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha dicho en días pasados que «hay un colchón» que permitirá mantener los subsidios gracias a los ingresos extras que se obtendrán por la venta de un crudo más caro, cuyo precio por barril ahora mismo prácticamente duplica el estimado por Hacienda de 55.1 dólares por barril.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉