Centros comerciales de Plaza del Sol al auge en la actualidad

Guadalajara moderniza su oferta de comercio constantemente desde hace 50 años

Para modernizar la oferta del comercio en la Zona Metropolitana de Guadalajara, desde hace más de 50 años se inició con la construcción de plazas que han crecido de manera importante en los últimos años, recordó Ana Rosa Moreno Pérez, académica de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Destacó que en las décadas de los 60 y  70 fue cuando se instalaron las primeras plazas en diferentes puntos del país. “Iban acompañadas con la instalación de las tiendas ancla o departamentales… y hasta la fecha.  A partir de la década de los 90 se da un crecimiento más intenso en las principales ciudades del país: Monterrey, Ciudad de México y Guadalajara, entre otros, al igual que en las ciudades turísticas como Cancún”.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

En el caso de Jalisco, la primera en operar fue Plaza del Sol. A partir de ésta se han puesto en marcha más complejos en puntos claves de la ciudad, respondiendo en los últimos años al crecimiento de desarrollos habitacionales que se está dando hacia las periferias de la metrópoli. “Están las plazas que se instalaron a las orillas de la ciudad, como la Outlet y Punto Sur, entre otras”.

Entre los principales complejos ubicados en la ciudad se encuentran Plaza Patria, La Gran Plaza, Plaza Andares, Plaza Forum, Plaza Independencia y Midtown. La última en inaugurarse fue Distrito La Perla.

Édgar Rodríguez Aguilera, director de Operaciones Fibra Shop, que opera este último centro comercial y 19 más en el país, declaró que “Guadalajara es un gran núcleo comercial en donde podemos hacer un proyecto que genere negocio, empleos y tranquilidad”.

Salvador Cayón, director general de la misma empresa, subrayó que Jalisco es uno de los mejores Estados para invertir.

La académica de la UdeG aclaró que el éxito de estos centros comerciales se conoce tanto en términos de la afluencia de consumidores y visitantes, como en el nivel de ventas y ocupación de locales.

La primera de América Latina

Con el objetivo de crear la primera plaza comercial de América Latina, en 1967, un grupo de 12 comerciantes del Centro Histórico de Guadalajara idearon el proyecto que dos años después comenzó a operar como Plaza del Sol.

Los empresarios tapatíos formaron la Sociedad de Centros Comerciales de Guadalajara S.A. para dar paso a este proyecto. La obra estuvo a cargo del arquitecto Alejandro Zohn, quien previamente diseñó el Mercado Libertad o San Juan de Dios.

Según documentó este medio, Zohn efectuó diferentes viajes a Estados Unidos para observar las tendencias en diseño, procesos de construcción y la operación del modelo de centro comercial en Estados Unidos: los mall. Estos espacios reunían distintos tipos de establecimientos comerciales, servicios y recreación en un amplio espacio, resguardado de las condiciones climáticas, pero adaptado al confort de la época.

Una vez que Plaza del Sol se puso en marcha y ante la baja respuesta de los tapatíos para acudir a realizar sus compras, debido a que tenían hábitos de consumo muy arraigados, los empresarios comenzaron a realizar presentaciones para atraer visitantes y consumidores, entre éstos, espectáculos gratuitos para niños y adultos. José José fue uno de los cantantes que acudió al lugar.

Las actividades musicales y artísticas continúan vigentes en la plaza para seguir atrayendo a usuarios.

La Perla, una nueva opción

Para ampliar la oferta de centros comerciales en la ciudad, en marzo pasado se inauguró  Distrito La Perla, con la operación de más de 60 locales.

El complejo contará con 236 locales una vez que opere al 100%, distribuidos en tres niveles, en una superficie de 350 mil metros de construcción.

Cuando esté operando en su totalidad, podrá recibir alrededor de un millón 600 mil visitantes cada mes,  según la proyección de los empresarios.

La Perla generó cerca de dos mil 500 empleos directos y una inversión de ocho mil millones de pesos desde el inicio de su construcción.

En noviembre del año pasado, cuando se puso en marcha la primera etapa de esta plaza, Édgar Rodríguez Aguilera, director de Operaciones de Fibra Shop, propietaria del 93% del centro comercial, declaró que el propósito es ofrecer un lugar en donde la gente tenga más opciones para disfrutar la visita.

“Y no solo tener experiencias de compras. Aquí se podrán encontrar diversidad de productos y servicios, pero también podrán encontrar arte, cultura, restaurantes y mucho más. Queremos ser un destino para las familias y un lugar para su convivencia”, indicó.

Algunos centros comerciales exitosos

  • Plaza del Sol.
  • Punto Sur.
  • Plaza Patria.
  • Distrito La Perla.
  • La Gran Plaza.
  • Plaza Andares.
  • Plaza Galerías.
  • Plaza Forum.
  • Plaza Independencia.
  • Las Plazas Outlet.

Apuestan por la innovación

A nivel internacional ya existen algunos casos de equilibrio comercial en las principales plazas para innovar en sus servicios e incorporarlas a las ciudades donde operan, lo cual falta replicar en los complejos ubicados en Guadalajara, consideró Ana Rosa Moreno Pérez,  académica de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Recuerda que en Los Ángeles, en Estados Unidos, se cuenta con el complejo comercial The Grove, donde se instalaron sectores con tiendas de marca, pero también un mercado público. “La gente puede ir a comprarse unos zapatos de marca, pasear por ahí, tomarse una nieve y luego ir a comprar el mandado y demás”.

La académica resaltó que han innovado dándole más identidad a la zona, pues la mayoría de los centros comerciales son muy parecidos. “Y no sabes si es una plaza de Aguascalientes, de México, o de Río de Janeiro, Brasil. Eso todavía no se le ha dado a estas plazas: la identidad”.

Lo que se busca en temas mercadológicos, agregó, es extender el tiempo de permanencia de los usuarios en una plaza y ampliar el consumo. “Si aumentas este tiempo, te orienta a consumir más. Si estás contento, te  da por comprar más”.

Insistió que, por ello, es necesario que los dueños de las plazas comiencen a dar identidad y personalizar las experiencias de los consumidores, para beneficiar también al comercio tradicional.

Reconoció que en Distrito La Perla, ubicada sobre Mariano Otero, se cuenta con áreas para las familias, incorporando más elementos para hacer “la experiencia agradable”. 

Además de las tiendas, esta última tiene espacios de recreación, como una pista de skate, una cancha de basquetbol,  zona infantil, un jardín botánico, un gimnasio, un pabellón cultural, restaurantes y un foro para actividades artísticas, culturales y de entretenimiento.

Cuando se puso en marcha, se destacó que uno de los principales atractivos es el parque y la guardería para perros, que también funciona como albergue para brindar pláticas, cursos y talleres sobre qué hacer con las mascotas.

Cambio en los consumos tras los efectos de la pandemia

Para muchas personas representa una buena experiencia el visitar las plazas comerciales de la ciudad, pero el número de usuarios no refleja la realidad del consumo o disfraza el tipo de éste que hay, consideró Ana Rosa Moreno Pérez, académica de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

“Hay quienes en el imaginario colectivo lo identifican como un acercamiento hacia un nivel socioeconómico más alto, el decir que tenemos un tipo de plaza como éstas. De pronto, la gente va a pasear y tiene esa experiencia de sentir que ascendió de ambiente social y económico, sobre todo en los sectores de adolescentes y jóvenes, porque estos sitios están más orientados a la experiencia de la compra, al diseño”.

Agregó que la construcción de nuevos desarrollos habitacionales en Zapopan y Tlajomulco  provocó la llegada de centros comerciales que generan opciones de consumo “que a veces no corresponden a los estratos de ingresos del grueso de la población”.  Insistió en que mucha gente acude para distraerse los fines de semana, pero el consumo más fuerte lo hacen en los lugares tradicionales de venta de ropa y calzado, entre otros, como son los corredores comerciales que operan en la Zona Centro o el Oriente de la ciudad.

La académica aclaró que sí es importante el consumo que hacen. Y una de las estrategias para obtener mayores ventas es cuando se promociona la adquisición de productos a meses sin intereses, lo que facilita las compras a los consumidores.

Lo anterior, dijo, es positivo siempre y cuando se consuma lo necesario, pero también acarrea problemas, ya que hay personas que saturan las tarjetas de crédito.

“Lo que se compra a meses sin intereses, no necesariamente son los productos más necesarios para la gente, como podrían ser los  electrodomésticos, que es lo que a veces cuesta más caro. A veces se van al consumo suntuario, que puede generar un cargo extra a las tarjetas de crédito”.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉