Canadá y México molestos con EEUU por alivios fiscales en coches

Bandera de Canadá

El gobierno de Canadá está buscando todo tipo de alternativas para no sentir el golpe de los nuevos beneficios fiscales para coches eléctricos propuestos en Estados Unidos.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, confirmó que su administración sugirió a los legisladores estadounidenses la incorporación de vehículos eléctricos canadienses al nuevo plan de créditos que forma parte del Build Back Better Act del presidente Joe Biden.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

“Hay varias soluciones que hemos propuesto. Una de ellas es alinear nuestros incentivos aquí en Canadá con los de Estados Unidos para asegurarnos de que no haya ventajas injustas para ninguna de las partes”, declaró Trudeau el lunes en conferencia de prensa.

La propuesta de alivios fiscales del gobierno de Biden aumentaría los créditos para la compra de autos eléctricos en Estados Unidos de siete mil 500 dólares a 12 mil 500 si estos son ensamblados en plantas estadounidenses sindicalizadas y si sus baterías cumplen con un mínimo de contenido nacional.

Canadá y México, junto con una veintena de países, acusaron la propuesta de proteccionista y discriminatoria, exigiendo que se modifique para no afectar sus exportaciones y su inversión.

La propuesta ya recibió luz verde en la Cámara de Representantes y se encuentra en manos del Senado, donde se espera sea analizada y votada antes de Navidad. México y Canadá lanzaron una campaña de cabildeo en el Congreso estadounidense para modificar el plan de créditos, aunque no hay señales aún de una respuesta concreta.

En lo que el Senado decide cómo proceder, autoridades mexicanas y canadienses amenazaron con iniciar disputas dentro del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) e incluso responder con golpes arancelarios.

‘Hay que prepararse para lo peor’, dice Canadá

La ministra de Comercio Exterior, Mary Ng, reiteró la urgencia del asunto para la economía canadiense y los planes de su oficina para responder al plan de créditos, ya sea iniciando una disputa en el T-MEC o con tarifas.

“Espero que no tengamos que hacer nada de esto. Lo importante es que Canadá se prepare para lo peor”, comentó en una entrevista televisiva.

Ng señaló que Canadá está armando “una lista” de posibles represalias que no se limitan a aranceles únicamente. Consideró que es posible suspender beneficios a ciertos productos o servicios.

“También estamos revisando otras medidas dentro del T-MEC. Suspender [beneficios] en lácteos o en propiedad intelectual”, dijo.

Insistió en que la propuesta del plan de créditos es “muy, muy seria y muy importante” para Canadá.

El sector automotriz es el segundo mayor exportador en Canadá. Sus ventas al exterior ascendieron a casi 43 mil millones de dólares en 2020. Más de 90 por ciento de lo que exporta va a parar a Estados Unidos.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉